Inicio » Sin categoría » Mentiras y malentendidos sobre la deuda gubernamental y déficits en las balanzas de pagos de EUA y R.D, y comparaciones.

Mentiras y malentendidos sobre la deuda gubernamental y déficits en las balanzas de pagos de EUA y R.D, y comparaciones.

wordpress statistics

Contrario a lo que se dice comúnmente en los medios, de que la deuda de EUA está supuestamente en casi el 100 % de su PIB, en realidad esta en 76.9% (en 2010). Esta confusión se debe a la singular interpretación que tiene el gobierno federal de Estados Unidos sobre el concepto de “deuda” dentro de sus partidas presupuestarias. Resulta que el gobierno federal de Estados Unidos emite bonos que son comprados por agencias gubernamentales de su propio país (deuda intragubernamental) (excluyendo a la FED), como entidades de la seguridad social; pero que también son comprados por gobiernos locales y estatales. Es decir, es una deuda con el mismo gobierno, pero mas que deuda es una transferencia o transacción de fondos realmente. Es como si se dijera en nuestro país que el gobierno dominicano le debe dinero a Salud Publica o al ayuntamiento de Santiago. El informe “federal debt and interest cost” de la Oficina del Congreso para el Presupuesto (Congressional Budget Office) dice al respecto: “la deuda bruta del gobierno no es un buen indicador de la condición fiscal de este, ya que los bonos que poseen otras agencias gubernamentales (deuda intragubernamental) no representan una obligación del todo. Mas aun, debido a que estos valores representan transacciones internas del gobierno, no tienen efecto directo en los mercados de crédito”. El almanaque de la CIA también hace esta misma aclaración en su dato sobre la deuda de Estado Unidos y dice que excluye la llamada deuda intragubernamental, e incluye la llamada “debt held by public” que es la deuda que le debe el gobierno federal a la FED, a gobiernos estatales y locales, al publico estadounidense y al extranjero, y que representa un 58.9 % del PIB en 2010 (62 % según la Oficina del Congreso para el Presupuesto). El almanaque de la CIA en su nota dice que excluye “debt issued by individual U.S states” es decir, que solo tomaron en cuenta las deudas del gobierno federal.

Hagamos ahora un cálculo propio: Si tomamos en consideración la deuda no intragubernamental del gobierno federal según la Oficina del Congreso para el Presupuesto, le sumamos la deuda total que tienen los gobiernos locales y estatales y finalmente restamos los bonos del tesoro (bonos del gobierno federal) que poseen los gobiernos locales y estatales, entonces el resultado será la verdadera deuda del gobierno general de los Estados Unidos de Norteamérica, que es de 76.9 % del PIB en 2010. Tenemos que hacer un calculo propio para el gobierno general de eua, puesto que tanto el informe de la CBO como el almanaque de la CIA no incluyen en sus datos la deuda de los gobiernos locales y estatales, pero si incluyen la deuda que le debe el gobierno federal a estos últimos.

La deuda de España es de 75 %, Alemania 79 %, Francia 83 %, Italia 118 %, Grecia 144 % y Japón 225%.

Nota 1: El gobierno federal no compra bonos a gobiernos estatales ni locales.

Nota 2: Curiosamente en el “informe de deuda publica 2010” de la Secretaria de Hacienda consideran a la deuda con el Banco Central como “intragubernamental” como si el B.C fuera una institución del gobierno, pero no así en EUA.

También se ha dicho y exagerado mucho sobre el papel de China en el financiamiento de EUA. En realidad solo un 9.8 % del total de la deuda no intragubernamental americana se debe a China, siendo el país que mas financiamiento le ha otorgado, pero seguido muy cerca de Japón con un 9.6 %. Un 47. 2 % del total de la deuda no intragubernamental norteamericana se le debe al extranjero.

A los antiimperialistas y sensacionalistas les encanta inferir últimamente por todos lados sobre el hecho de que China sea el principal acreedor de Estados Unidos (sin dar cifras) para mostrar la supuesta debilidad de este. Yo les preguntaría que sucedería en un hipotético escenario en que Estados Unidos enfrente una grave crisis económica y fiscal y que aparte de dejar de hacer pedidos a las fábricas chinas, de repente se declarara en cesación de pagos (como bien lo han hecho otros países y sin mayores dificultades, y aun más lo podría hacer EUA). Estaríamos hablando de unos ahorros que representarían el 75 % del presupuesto nacional chino que entraría en el limbo y al capricho de los norteamericanos. Volveríamos a ver a los chinos inmigrantes por oleadas surcando los mares del mundo apilados en los barcos como granos en un plato de arroz. P:

 

Ahora analicemos el caso de la República Dominicana: Este año 2012 se ejecutó un modesto 35 % de nuestros ingresos fiscales para el pago del servicio de deuda interna, externa y al Banco Central.

Ahora bien, el indicador realmente revelador del peso de la deuda es el pago de los intereses, puesto que las amortizaciones simplemente se pueden pagar con nueva deuda. Por ejemplo, el gobierno federal de Alemania tiene una deuda del 80 % de su PIB y su servicio de deuda representó en 2012 un 9.1 % de su PIB, mientras que en nuestro país solo un 4.7 %. Pero de ese 9.1 % solo un 1.2% del PIB fue destinado al pago de intereses, mientras que en nuestro país un 2.0 %. Alemania se financia totalmente a través de sus bonos del tesoro y a una de las tasas de interés más bajas del mundo. Para pagar los bonos que se vencen, simplemente emiten nuevos bonos. La misma situación sucede con Estados Unidos.

Si consideramos solo los pagos de intereses, entonces en 2012 en nuestro país se dedicaron un 15 % de los ingresos al pago de intereses. En EUA en 2010 solo un 9.9 % de los ingresos del gobierno federal se usaron para pagar intereses y para el año 2017 se estima será de un 15.3 %, mientras que los gobiernos estatales y locales en 2010 utilizaron un 4.1 % y en 2017 utilizaran un 4.2 % de sus ingresos para pagar intereses. Federal, estatal y local en conjunto (gobierno general) para 2010 6.8 % y para 2017 un 10.2%. El servicio de deuda total del gobierno federal de Estados Unidos representó en 2012 un 19 % del PIB y un 123 % de sus ingresos.

 

Click en las gráficas para ver con mayor resolución.

Grafica actualizada 2

Notas y referencias de las gráficas

 

Si nos fijamos en las gráficas, notamos que nuestra deuda total, servicios de deuda y pagos de intereses relativos al PIB, están en niveles aceptables. Los pagos de intereses en nuestro país representaron un 2.0 % del PIB en 2012. En 2010 el pago de intereses de los gobiernos generales en Alemania fue de 2.5 %, en Uruguay fue de un 2.4 %, en Estados Unidos 2.2%, Costa Rica un 2,1 %, Panamá 3.1 % y Brasil 3.8 %. Si tomamos en consideración que de este 2.0 % del PIB que pagó nuestro país en intereses en 2012, todo un 1 % del PIB correspondieron a pagos de intereses a la deuda que tiene el gobierno con el Banco Central por el rescate del fraudulento y quebrado banco Baninter en el 2003; entonces podemos asegurar nuestros niveles de endeudamiento se han manejado bastante bien. Debemos notar también que estos son datos de 2010 para el resto de los países, pero para 2012 deben estar muchos altos, debido a la crisis financiera que ha desacelerado el crecimiento de las economías y hecho incurrir a los gobiernos en déficits para cubrir las caídas en los ingresos. Costa Rica lleva con este año 2012 3 años consecutivos de déficits fiscal en 5 % del PIB  R1pág.175, R2 y en Estados Unidos llevan 4 años con déficits superiores al 7% del PIB. De hecho, para el gobierno general de EUA se proyecta que para 2017 el pago de intereses será del 3.6 % del PIB. Para 2013 en nuestro país se presupuestó el pago de intereses en 2.6 % del PIB.

La dificultad radica en nuestros bajos ingresos tributarios respecto al PIB, de los más bajos de Latinoamérica. El pago de intereses relativo a nuestros ingresos fiscales es el más alto de toda la región. Es de un 15 %.

En 2011, la recaudación tributaria promedio en América Latina fue de 19%. Hasta Haití tuvo una recaudación mayor que la de nosotros. Apenas recaudamos 12.78 % del PIB. Solo Guatemala, Venezuela y México recaudaron menos que nosotros, pero estos dos últimos no necesitan recaudar muchos tributos dados los enormes ingresos fiscales que obtienen de la venta del petróleo. Nicaragua y Honduras, que son países mucho más pobres que el nuestro, tienen una recaudación tributaria del 24 y 16 % respectivamente (gobierno central, excluyendo ingresos ayuntamientos, incluyendo contribuciones sociales que recauda el gobierno pero excluyendo las ARS privadas por supuesto). Todo esto quiere decir que si realmente el pago de deudas nos empieza a pesar mucho no es porque ya no tengamos capacidad de pago. De hecho, todavía tenemos mucho trecho por delante, porque tenemos espacio para aumentar nuestra presión tributaria, por lo que que los dichos de los economistas del PRD de que nuestra deuda es una “bomba de tiempo” es una completa exageración.

Muy contradictoriamente los economistas del PRD de repente han dicho, (siguiendo esta tésis de la deuda y para decir que esta no es sostenible), que una recaudación tributaria mayor de parte del estado afectaría seriamente la actividad económica y que provocaría mayores niveles de informalidad, y arremetieron contra cualquier medida posible que pueda establecerse para aumentar la presión tributaria, ya sea para ampliar la base impositiva o aumentar los tipos y “denunciando” supuestos planes del gobierno para establecerlos.

Parece ser que ellos se olvidaron de que en la Estrategia Nacional de Desarrollo (firmada también por ellos), se contempla alcanzar una recaudación tributaria del 16 % del PIB para 2015. Es que sencillamente todos los países que procuran ofrecer servicios públicos eficientes a su ciudadanía, necesitan recaudar fondos suficientes de la economía. De toda Latinoamérica, solo El Salvador República Dominicana y Guatemala tendrán en 2012 ingresos fiscales menores del 20 %; con 18, 15 y 12  por ciento respectivamente, según el FMI. Además, Brasil recaudando en impuestos más del doble que nosotros relativo al PIB, más otros 8 puntos del PIB en contribuciones sociales que se cobran a los salarios, han venido bajando la informalidad laboral desde el 55 % en 2002 hasta el 44 % en 2011; 11 puntos en 9 años -En R.D es la informalidad es de 56 %.-

 

A los opositores y sensacionalistas les encanta cantar cifras alegres comparando la deuda nominal externa de los años del gobierno del PRD con la deuda nominal actual. Parece ser que ellos no saben que el PIB nominal dominicano en dolares creció de US$ 22,608 millones en 2004 a US$ 55,666 millones en 2011, para un crecimiento de 146 %. Desde 2003 a 2010 el crecimiento en dolares fue de 153 % y en pesos fue de un increíble 308 %, debido a la gran cantidad de pesos que se emitieron en 2003 para salvar a los bancos. Es decir, 100 pesos en el año 2003 ya no valen lo mismo que ahora, así como tampoco un dólar en aquella época no vale lo mismo que ahora.

En 2004, la deuda externa dominicana era de US$6,327 millones y ahora es de US$11,274 millones. De hecho, la deuda externa dominicana se redujo de un 30 % del PIB en 2003 hasta un 21 % del PIB en 2011, gracias a los acuerdos y disciplina impuesta por el FMI. Nuestra deuda publica total (interna, externa y la del Banco Central) cerro en 2010 en 37 % del PIB.

Aunque EUA debe más que nosotros en relación a su PIB (76,9 % versus 37,2 %) su gobierno puede financiarse (y lo hace únicamente) a través de sus bonos del tesoro, a tasas de interés más bajas que casi todos los gobiernos del mundo, y a plazos mas largos, por lo que sus pagos por servicios de deudas son menores. El año pasado el gobierno dominicano hizo una colocación de bonos a 11 años considerada “exitosa” de 750 millones de dólares con tasa de 7.5 % en el mercado de valores de Nueva York, cuando los bonos a 10 años del tesoro de eua se colocaban a esa misma fecha a 3 %. Por eso es que los gobiernos de países subdesarrollados prefieren obtener prestamos “blandos” con organismos multilaterales como el FMI y el BM, que tuvieron una tasa de interés promedio ponderada de 2.9 %, que con bancos comerciales extranjeros y colocaciones de bonos, aunque si bien estos sean limitados y con restricciones. Un 67.1 % de nuestras deudas contraidas por el sector publico no financiero era extranjera pagando unas tasas promedio ponderadas de 3.8 %; y un 32. 9 % era interna pagando unas tasas de interés promedio ponderadas de 13.2 % y un 6.9 % si combinamos tanto externa como interna.

Ahora bien, aunque los países subdesarrollados obtienen tasas de interés más altas para sus prestamos, estos tienen la ventaja de que sus economías se expanden a ritmos más acelerados que los países desarrollados, lo que aumenta constantemente sus capacidades de pagos y sin tener siquiera que verse obligados a aumentar impuestos o reducir gastos para pagar por sus nuevas deudas.

Según el FMI, los países subdesarrollados no deberían tener una deuda mayor al 40 % de su PIB. La Unión Europea les pedía a sus países no tener una deuda mayor al 60 % de su PIB (la gran mayoría no cumple con esta exigencia).

La razón por la que nuestra deuda está bajo control no es por benevolencia de nuestras autoridades, si fuera por ellas, pedirían prestados hasta más no poder. Las razones residen en que sencillamente no hay fondos suficientes en los mercados de crédito mundiales para satisfacer todos nuestros deseos, además de nuestra baja recaudación fiscal que nos tiene el servicio de deuda al límite, y también, por supuesto, gracias a los acuerdos con el FMI a los que hasta recientemente estuvimos sometidos.

 

Ahora hablemos de la supuesta deuda que generamos cada año para cubrir nuestro déficit exportaciones-importaciones:

Erróneamente escuchamos decir en los medios de comunicación y hasta de eminentes economistas el decir de forma muy automática y manualesca que el déficit exportaciones-importaciones en nuestro país se paga con “prestamos”. Esta mala costumbre debe tener su origen en la aplicación de botella de la teoría de los manuales de economía escritos por autores norteamericanos, quienes rápida y brevemente identifican este déficit a préstamos internacionales y simplificando la cuenta corriente de la balanza de pagos a solo las transacciones de la balanza comercial. Pero si analizamos detenidamente la composición de nuestra cuenta corriente podemos darnos cuenta que en nuestro país sucede algo muy diferente que en Estados Unidos.

En realidad, el déficit entre exportaciones e importaciones de bienes en nuestro país (US$ 8,700 millones en 2010) se pagaría todo gracias a los gastos (US$ 4,209 millones) e inversiones (US$ 2,150 millones) que hacen los extranjeros en nuestro país, mas las remesas (US$ 2,994 millones) que nos envían nuestros compatriotas desde el exterior. Contrario a lo que cree mucha gente, en realidad solo una pequeña parte de nuestras importaciones tanto de bienes (carros, etc.) como de servicios (gasto de viajes al extranjero, etc.) podría venir de lo que comúnmente entendemos por préstamos internacionales (que son tomados por el gobierno y los comerciantes). Serian entre US$ 1,725 a 2,249 millones de US$ 17,436 millones.

——-

Nota 1: El B.C señala 523,3 millones como “otros” en los que se incluyen “créditos comerciales y otros capitales”.

Nota 2:  En la cuenta financiera de nuestra balanza de pagos solo se registran las transacciones netas, pero asumimos que las inversiones dominicanas en el extranjero son de un volumen mucho menor en comparación con las inversiones extranjeras en el país, por lo que no habría una variación de mucha importancia.

——-

Para entender bien todo esto, veamos la siguiente ilustración:

Imaginemos que un turista norteamericano se pasea por el malecón y gasta tres dólares comprando un hot dog manga larga en una esquina. El vendedor acepta el billete y al día siguiente lo lleva al banco a cambiarlo por 108 pesos. El banco a su vez, de esos 3 dólares, toma 1.5 dólares para entregárselo a un importador a cambio de 54 pesos, para que este pueda traer al país dos chocolates M&M: uno en este mes, y otro para el próximo. Como ningún otro importador vino a solicitar más dólares, con el dólar y medio de excedente, el banco decide vendérselo al B.C a cambio de pesos, para con estos poder continuar con sus operaciones comerciales. El B.C tiene un dólar y medio guardado (de reserva), que en caso de que aumente el precio del petróleo, se lo puede vender al gobierno para que este pueda importar un tercio de galón de gasolina para nuestros carros, o también se lo puede entregar nuevamente al banco, para que se lo facilite al importador en caso de que por el aumento del coste de transporte, este necesite medio dólar demás para traer el otro chocolate M&M al país.

Fue así como esta tarde pude adquirir mi chocolate M&M. ¡¡¡¡¡¡¡¡ Muchas gracias al señor vendedor de hot dogs !!!!!!!!

Ojo: Cuando se habla de déficit en la balanza de pagos, se habla de que el B.C sacó dinero de sus reservas (no que busco prestado) para hacer frente a las fluctuaciones de la tasa de cambio y mantener la estabilidad macroeconómica, como lo hizo en el 2008 ante los altos costos del petróleo, que requirieron de más dólares para su compra.

En parte, la simplificación de los autores norteamericanos se puede deber también a la indiferenciación de parte de muchos de ellos entre lo que es exportaciones de bienes y exportaciones de servicios. Resulta que en la elaboración de la balanza de pagos de EUA a los ingresos por servicios se les tilda de “exportación de servicios” mientras que en la elaboración de las balanzas de pagos de la mayoría de los países hispanos hay una separación entre exportaciones- importaciones, que se registran en la cuenta llamada balanza comercial; y entre ingresos por servicios, que se registran en la cuenta llamada balanza de servicios. Curiosamente para los norteamericanos la balanza comercial es el registro de exportación- importación de bienes y servicios, pero para nosotros es solo el registro de exportación-importación de bienes o mercancías tangibles contabilizados en las aduanas. Naturalmente en nuestro país hacemos esa distinción debido a que prácticamente todos los ingresos de divisas por concepto de servicios se realizan a no residentes pero dentro de nuestro propio país (consumo de alimentos, de electricidad, instructores de merengue, etc.), no así en Estados Unidos, donde este tipo de ingresos por servicios representan una mínima parte, pues también hay ingresos por servicios en el extranjero de: licencias, patentes; contratos por servicios militares, empresariales, profesionales y gubernamentales; consultorías, desarrollo y mantenimientos de softwares, etc.

Otro factor que añade confusión al asunto se debe a la muy amplia pero mala utilización que hacen los eruditos de los términos “préstamo”  y “financiación” cuando se refieren a la cobertura del déficit de la cuenta corriente pero sin desglosar sus componentes, a veces equiparando el primer termino con el segundo, y tildando a la inversión extranjera como préstamo  o simplemente utilizando el segundo termino el cual naturalmente se asocia con el primero. Ven a la inversión extranjera como una captación de nuevos recursos que en el futuro se pagaría con retornos, por lo que sería una financiación o un préstamo. Pero en nuestro país este concepto no se fundamenta mucho, pues la mayor parte del ingreso por divisas es en realidad: exportaciones (US$ 6,598 millones), luego gasto de turistas, captación de remesas, los mismos prestamos por supuesto, y seguido muy de cerca por último, la inversión extranjera. Aparte de esto, la interpretación en sí es errónea, pues el inversor extranjero asume individualmente los riesgos de perder, es decir, que no hay una obligación con el pago del retorno, por lo que no estaríamos hipotecando nuestro futuro. Ademas, anualmente, las utilidades de las inversiones extranjeras que salen del país son ligeramente menores a las inversiones nuevas que ingresan.  La inversión extranjera debe verse simplemente como una transferencia de recursos y habilidades que mejoran nuestra eficiencia y bienestar.

Curiosamente en los Estados Unidos el déficit exportaciones-importaciones de bienes (balanza comercial en nuestro país  sí seria financiado y enormemente con préstamos, representado al menos un 58,1 % del valor de las importaciones de bienes en 2007 y al menos 47.6 % en 2010, y de bienes y servicios combinados un 48.9 y 39.3 respectivamente; mientras que en R.D como mucho un 9.8 % en 2008, 9.9 % 2009 y 14.7% en 2010, y de bienes y servicios combinados un 8.8, 8.6 y 12.9 respectivamente. De hecho, en Estados Unidos los prestamos son la segunda mayor fuente de ingresos por divisas, solo detrás de las exportaciones, pero por encima de los ingresos por servicios, de la entrada de inversiones, del gasto de turistas en el país y por encima también de los ingresos por ganancias e intereses de los estadounidenses en el exterior. Esto se debe a que un inversionista extranjero no tendría siquiera que estar en la disposición de ir a gastar o invertir en emprendimientos en EUA para cambiar sus monedas por dólares. Lo haría simplemente para buscar refugio o seguridad para sus ahorros, ya que su moneda es muy fuerte y es la más estable de todas en tiempos de crisis; o lo haría simplemente para la compra-venta de la mayoría de bienes y servicios en el mercado internacional, ya que en este el dólar se usa como moneda estándar. Al estar el mundo entero constantemente cambiando y demandando dólares, esta moneda se hace cara, fuerte, estable y por lo tanto, idónea para los prestamistas extranjeros, pues pueden cubrir con mayor certeza sus pérdidas producto de la devaluación, y por eso los ciudadanos estadounidenses gozan del más abundante, barato y desproporcionado acceso al financiamiento internacional.

Irónicamente, en el apogeo de la crisis financiera, los inversionistas acertaron correctamente que la economía y moneda de EUA sería la más resistente a los eventos que sucedían (pues el crecimiento ec. de Europa siempre tiende a ser más lento) y todos corrieron en manada por los dólares y a comprar bonos estadounidenses, tanto así que los bonos emitidos por su gobierno llegaron a venderse a tasas de hasta cero por ciento, es decir, tan solo buscaban proteger el valor de sus ahorros aunque sea sin ningún rendimiento.

Pero no solo se trata de corto plazo y coyunturas, fundamentalmente se trata de largo plazo. Si uno quisiera ahorrar sus fondos para la vejez, a 10 o 30 años por ejemplo, comparando la alternativa al dólar (el euro), el dólar sería sin duda la mejor elección, pues la población de Europa es muy anciana y está decreciendo, además de que tienen un mercado laboral muy rígido, por lo que se augura inestabilidad en el futuro de este continente. Peor aún es la perspectiva de largo plazo para Japón y su yen, que enfrentan los mismos problemas de Europa.

El financiamiento del déficit comercial de EUA en sí no es malo, sucede simplemente que se confía en la enorme e infinita capacidad de los norteamericanos en cumplir con sus compromisos futuros. Siempre y cuando esto sea así, no hay problema alguno, y siempre y cuando los inversores extranjeros estén dispuestos a financiar el alto consumo estadounidense. Es como tomar prestado para comprar un BMW hecho en Alemania en vez de un Cadillac hecho en Detroit.

Sin embargo, algunos economistas temen que debido la reciente debilidad e inestabilidad de la economía de EUA, en el futuro esto podría provocar devaluaciones importantes y constantes en el dólar o que los prestamistas simplemente teman a esto, y que por lo tanto empiecen a exigir una tasa de interés más alta (o que dejen de prestarles) para cubrir el riesgo de posibles pérdidas producto de la devaluación, o que simplemente se deje de ver a la economía de EUA como el país mas seguro e idóneo para invertir o prestar (elevándose las tasas de interés), provocando así una disminución del altísimo nivel de consumo estadounidense (motor de la economía mundial) y a su vez, arrastrando fuertes desequilibrios a todos los demás países (dependiendo de que tan rápidos sean estos cambios); o dicho de otra forma, causando un rebalanceo de riquezas a nivel mundial, pues al evitarse la concentración mundial de inversiones dentro de Estados Unidos, los demás países aumentan su consumo total (debido a una mayor entrada de inversiones) pero disminuyendo sus exportaciones (debido a la disminución del consumo en EUA producto de una menor entrada de inversiones), y consecuentemente aumentando las exportaciones de EUA debido a un aumento del consumo de los demás países (y a la natural devaluación de su moneda).

Al final de cuentas, las finanzas globales se podrían ver como un juego de suma cero, es decir, que lo que gana uno, es porque lo pierde otro; pero hace falta mencionar también que, todo lo que se gasta (o sale) en divisas (importaciones, viajes al exterior, ganancias de extranjeros por sus inversiones, pago de deuda…) debe ser igual a todo lo que entra en divisas (exportaciones, gastos e inversiones de extranjeros, deudas…) menos la variación positiva de las reservas del B.C. o suma en caso de variación negativa.

El filosofo y economista del siglo XIX, Frederic Bastiat, decía que un déficit comercial era mas bien un indicador de una economía exitosa, que de una economía fallida. Bastiat dijo que una economía exitosa y creciente resultaría en grandes déficit comerciales, y que una economía en contracción resultaría en déficit comerciales más bajos. Podríamos asegurar que esto seria cierto al menos en gran parte en República Dominicana pero sobretodo en Estados Unidos, pero el caso es que deberíamos tener mucho cuidado al momento de interpretar y calificar nuestro déficit en la balanza comercial como algo negativo, puesto que aun cuando aumentemos al máximo posible el valor de nuestras exportaciones, es posible de que siempre arrastremos este déficit debido a la gran cantidad de divisas que nos ingresan por remesas y especialmente por turismo ahora que esta empezando a diversificarse atrayendo extranjeros de altos ingresos (y alto gasto); y divisa que entra es divisa que vamos (y tenemos) que gastar y la principal forma de gastarlo es a través de importaciones, por lo que no debemos ver esto como una señal de incapacidad, sino mas bien, como algo que forma parte de la naturaleza intrínseca de nuestra economía.

 

Otras referencias:

Federal debt and interest cost 2010, CBO (Congresional Budget Office)

http://www.cbo.gov/ftpdocs/119xx/doc11999/12-14-FederalDebt.pdf

Paginas 9 -11 del PDF “debt held by public” y pagina 25 del PDF poseedores de la deuda de eua

Desglose de cada uno de los renglones de los gastos e ingresos de los presupuesto publicos en eua. Se debe punchar en los botones de + para desglosar.

http://www.usgovernmentspending.com/numbers

http://www.usgovernmentrevenue.com/numbers

Sobre los bonos Trust Funds (en la parte que habla del deficit)

http://www.treasurydirect.gov/govt/resources/faq/faq_publicdebt.htm

¿Quienes poseen los bonos de los estados y municipios?

http://content.municipalbonds.com/2010/02/06/faq-frequently-answered-questions-about-municipal-bonds/

Balanza de pagos R.D 1993-2011

http://www.bancentral.gov.do/estadisticas.asp?a=Sector_Externo

Informe de la deuda pública 2010

http://www.creditopublico.gov.do/publicaciones/20110128_Informe%20Deuda%20Publica%204Q2010.pdf

Paginas 11, 18, 24 y 25 servicio de deuda pública y pagina 8 tasas promedio ponderadas de la deuda dominicana

Informe de deuda publica enero-marzo 2011

http://www.creditopublico.gov.do/publicaciones/Informe%20Deuda%20Publica1Q2011.pdf

Pagina 4

Comportamiento de los ingresos fiscales año 2010

http://www.hacienda.gob.do/politica_legislacion_tributaria/informes/comportamiento_ingresos_fiscales/anual/2010/Informe%20Ingresos%20Fiscales%20A%C3%B1o%202010-revisado.pdf

Pagina 6

Deuda pública consolidada (interna, externa y la del banco central 2010) como porcentaje del PIB según el B.C

http://www.listin.com.do/economia-and-negocios/2010/10/18/163045/BC-aclara-la-deuda-publica-es-de-US18069-millones

Ingresos fiscales prespuestados 2011

http://www.hoy.com.do/el-pais/2010/9/21/342797/El-Presupuesto-para-el-2011-sera-RD390475-millones

Deuda externa dominicana 2010 según Bengoa

http://208.64.126.177/economia-and-negocios/2011/1/19/174090/La-deuda-externa-de-RD-bajo-en-2010-a-207-PIB

Deuda externa R.D 1980-2009 CEPAl. Sector externo: financiamiento y deuda externa. Para usar la aplicacion se debe seleccionar el pais, y luego los años manteniendo presionado el Crtl y luego punchar formato de salida Html (no usar el XLS).

http://websie.eclac.cl/infest/ajax/cepalstat.asp?carpeta=estadisticas

PIB dominicano nominal en dolares y en pesos 1991-2010.

http://www.bancentral.gov.do/estadisticas_economicas/sector_real/pib_percapita_anual.xls

R.D coloca bonos en el mercado de Nueva York

http://www.diariolibre.com/noticias_det.php?id=243587

Deuda paises del mundo, Almanaque de la CIA

https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/fields/2186.html#us

Balanza de pagos eua

http://www.bea.gov/international/xls/table1.xls

las lineas a sumar para consideracion de prestamos son las 58-61, 65 y 68 y 69

Explicaciones de las mayorias de las lineas en la balanza de pago de eua.

http://internationalecon.com/Finance/Fch5/F5-7.php

Ensayos de autores: Frederic Bastiat.

http://www.econlib.org/library/Bastiat/basEss13.html#Chapter13

Anuncios

5 comentarios

  1. […] cuando compran productos en China; para entender el porqué esto es así véase articulo aquí en la segunda parte- entonces, China tendría 3 […]

Críticas, aportes o cualquier duda o corrección que tengan, por favor no dejar de expresarlas aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s