Inicio » 2012 » octubre

Monthly Archives: octubre 2012

La improductividad agrícola en el comunismo

En Cuba tienen que importar más del 70 % de los alimentos que consumen, mientras que en R.D solo un 20 %. Tienen que importar incluso su alimento preferido: el arroz. Esto es debido al improductivo modelo agrícola de granjas estatales. En la Unión Soviética las granjas colectivas (kolkhoz) también fueron un fracaso y también se tenían que valer de importaciones para satisfacer sus demandas alimentarias, pero aun con las importaciones la escasez de alimentos y productos de consumo básico eran comunes durante los 70 y 80. Entonces, no solo se trata de que no es posible desarrollar la alta tecnología de consumo en masa en el socialismo, es que ni siquiera en la producción de bienes de consumo básico sirven.

Los izquierdistas se quejan bastante de la vida, y se sienten explotados y esclavizados, pero la realidad es que ni en la URSS ni en Cuba (que recibía miles de millones de dólares anuales en subsidios desde la URSS además de que le compraban todo) nunca pudieron elevar significativamente los niveles de vida de sus ciudadanos. Ni en Cuba ni en la URSS había ricos, no existía el 1 % que succionara la riqueza de los demás y aun así todos eran de clase media baja, rayando con la clase baja alta. ¿Por qué creen que los soviéticos decidieron abandonar el comunismo? Porque realmente no servía.

Entre 2000 y 2010 Cuba produjo en promedio 522 mil toneladas anuales de arroz, República Dominicana 657 mil. Cuba tiene una superficie de 110 mil km2 y una población de 11 millones, R.D de solo 48 mil km2 y una población de 9 millones y medio (Almanaque CIA).

Entre 2000 y 2010 Cuba tuvo un rendimiento promedio de 30 mil hectogramos de arroz por hectárea cultivada, República Dominicana 44 mil, Chile 50, Colombia 58, El Salvador 67, Perú y Uruguay 69 mil, Japón 65 mil, Corea del sur 67 mil, Estados Unidos 76 mil y Australia 86 mil.

La producción de bananas en Cuba entre 2000 y 2010 fue en promedio de 304 mil toneladas anualmente, la de República Dominicana fue de 517 mil. República Dominicana exportó 310 mil toneladas de bananas en 2010. Cuba no exportó nada.

Entre 2000 y 2010 Cuba tuvo un rendimiento promedio de 111 mil hectogramos de bananas por hectárea cultivada. En República Dominicana fue de 291 mil.

La producción de carnes en Cuba entre 2000 y 2010 fue de 238 mil toneladas en promedio anualmente. En R.D 425 mil.

La producción de carne de pollo en Cuba entre 2000 y 2010 fue en promedio de 40 mil toneladas anualmente, en R.D fue de 263 mil.  Cuba tuvo que importar en ese periodo en promedio 127 mil toneladas anuales de carne de pollo. En R.D solo 3 mil.

La producción de carne vacuna en Cuba entre 2000 y 2010 fue en promedio de 62 mil toneladas anualmente, en R.D fue de 84 mil.

Cuba tuvo una producción promedio anual de 545 mil toneladas de leche entre 2000 y 2010. En R.D 494 mil.

 

Cuba ha reconocido las deficiencias inherentes del sistema de granjas estatales y desde 2008 ha venido entregando tierras a productores privados. Más de 1.4 millones de hectáreas han sido entregadas hasta la fecha. Si ya la producción de alimentos en Cuba está en manos privadas, ¿qué es lo que significa ser comunista o socialista hoy día? ¿Cómo es que hay gente proclamando el fin del capitalismo y abogando por el socialismo?

 

Referencias:

FAO. Para utilizar la aplicación estadística de la FAO primero en el menú azul se selecciona Production  y luego en el submenú verde se selecciona Crops o Livestock primary. Para los datos de exportaciones e importaciones se selecciona Trade y luego en el submenú verde se vuelve a seleccionar Trade y en el siguiente submenú rosado se selecciona Crops and livestock products. Puedes seleccionar simultáneamente diversos países y años manteniendo presionada la tecla CTRL pero no así para los elementos y los ítem. Finalmente se presiona “show data”. Se puede bajar el documento a Excel para mayor facilidad y para hacer los cálculos, primero seleccionando el formato en “download format” y luego seleccionando el botón de “download” que se encuentra un poco más arriba. También simplemente se puede copiar manualmente seleccionando con el mouse toda la tabla y pegándola en Excel, así la tabla resulta más agradable a la vista y mejor organizada.

 

Artículos relacionados:

El capitalismo como el sistema económico que más innovación permite

Los “logros” del socialismo del siglo XXI

Anuncios

¿Por qué apoyo la reforma fiscal?

En 2008 el gasto total (excluyendo amortizaciones de deuda) fue de 18.9%. Fue bajando hasta 15 % en 2011. Este año (de elecciones otra vez) se proyecta terminará en 20.7%. Pero en 2011 solo Guatemala tuvo un gasto total (excluyendo amortizaciones de deuda) menor que el de nosotros.- FMI-. El problema fiscal en nuestro país está en el nivel de ingresos y no en el nivel de gastos. El presupuesto de Danilo para 2013 contempla un gasto total de 18.8 %.

El Centro Bonó y el Consejo Económico Social propusieron bajar el gasto en 59 mil millones al presupuesto de Danilo de 2013. En este escenario el gasto terminaría en 16.4 % del PIB. Pero según los datos del FMI, solo Guatemala y República Dominicana tendrán un gasto total por debajo del 20 % en 2013.

Invertir un 4 % en educación en esas circunstancias no es posible, porque habrá que pagar en 2013 todo un 1.1 % del PIB al B.C por el lío del Baninter, lo cual no es culpa de nadie, y todo un 1.7 % del PIB para no subir la tarifa eléctrica y para pagar por los que no pagan.

En 2011 el gasto ejecutado al Ministerio de Educación fue de 39,054 millones de pesos o un 1.8 % del PIB. En 2012 se presupuestó en 2.5 % del PIB, pero eso está corriendo a cuenta del déficit. Se necesitarían en 2013 de 99,911 millones para lograr un 4 % para educación. La reforma recaudará 55 mil millones adicionales o 2.2 % del PIB. Es decir, esta reforma es únicamente para llevar el gasto en educación preuniversitaria a 4 % únicamente. Se está pidiendo exactamente eso. Ni más ni menos. No es para pagar ningún déficit.

Si no se lleva a cabo la reforma tributaria, solo quedarían 3 opciones: 1) No gastar un 4 % para educación. 2) Parar el país entero para gastar el 4 % para educación. 3) Arrastrar enormes déficits hasta 2016 y entonces el gobierno entrante encontraría una bomba atómica en sus manos, pues los servicios de deuda llegarían hasta la estratosfera.

Hubiera ganado las elecciones el PRD, no hubiera habido déficit en este año, robe o no robe el gobierno, como quiera la reforma había que hacerla.

En Uruguay el ITBIS es de 23 %. En Brasil el ITBIS va desde 16 a 24 % dependiendo del producto, con un promedio de 20 %. En Argentina es de 21 % y en Perú y Chile es de 19 %. Aquí será de 18 %, pero con los bienes de la canasta básica exentos. Ver tema: El reto tributario en República Dominicana

En 2011, la recaudación tributaria promedio en América Latina fue de 19%, si excluimos a Argentina y a Brasil, fue de 17 %. Nosotros apenas recaudamos un 12.78 %. Hasta Haití tuvo una recaudación mayor que la de nosotros.-CepalStat– Solo Guatemala, Venezuela y México recaudaron menos que nosotros, pero estos dos últimos no necesitan recaudar muchos tributos dados los enormes ingresos fiscales que obtienen de la venta del petróleo. Nicaragua y Honduras, que son países mucho más pobres que el nuestro, tienen una recaudación tributaria del 24 y 16 % respectivamente.

En 2007 llegamos a recaudar 16 % del PIB en impuestos. Aquel año Leonel aprobó una reforma para bajar el ISR tanto de personas físicas como jurídicas de 30 a 25 por ciento y para otorgar un sinnúmero de exenciones tributarias que tumbaron las recaudaciones del estado para los próximos años. Ademas la economía crecía a 8.5 % del PIB, pero vino la crisis financiera que desaceleró la economía y ahora con mucha suerte llegaremos a crecer 4 % y por todo eso nuestra recaudación a duras penas llegará a 13 %. Ver “ Presión tributaria, entendiendo los factores que han incidido en su reducción entre 2007 y 2010″ (estudio DGII)

De toda Latinoamérica, solo El Salvador, República Dominicana y Guatemala tendrán en 2012 ingresos fiscales menores del 20 %; con 18, 15 y 12 por ciento respectivamente (FMI).

Si el gobierno no recauda lo suficiente, no puede proveer servicios públicos eficientes. Todos los países que ofrecen servicios públicos eficientes a su ciudadanía gastan por encima del 30 % del PIB.

En Venezuela donde el gobierno gasta un 35 % del PIB y nosotros este año un 21 %, Chávez dijo lo siguiente mientras estaba en campaña este año: “Alguna gente pudiera estar inconforme por fallas de nuestro gobierno, que no arreglaron la calle, que no llegó la luz, que se fue el agua, que no conseguía empleo, que no me han dado mi casa. Eso podrá ser cierto en muchos casos y yo asumo la autocrítica del gobierno revolucionario”.

Díganme Justicia Fiscal, La Revuelta, cómo es que ustedes pretenden que el gobierno recorte gasto y se dicen ser de izquierda. Aclaremos, el gobierno debe gastar más inteligentemente, pero nunca menos, sino más.

Robe o no robe, el gobierno no puede proveer servicios públicos eficientes con ese nivel de ingresos. Es por eso que en la Estrategia Nacional de Desarrollo, firmada por ambos partidos, bajo presión del Banco Mundial y del FMI, estaba estipulada la meta de alcanzar un 16 % de recaudación tributaria para 2015 (otra prueba más de que la reforma no es para pagar el déficit). No se va a alcanzar, sino que se llegará solo a 15 %.

El déficit es causa de los bajos ingresos. En Costa Rica sí que podríamos decir que ha habido déficit debido a demasiado gasto por parte del gobierno. El gobierno general de Costa Rica, que tiene una recaudación fiscal del 25 % del PIB, mientras que nosotros solo un 15 %, lleva con este año 2012 tres años consecutivos de déficit fiscal del 5 % del PIB R1pág.175, R2. El de nosotros será de 6 % este año. Deberíamos suponer que en Costa Rica se lo están robando también. La deuda pública de Costa Rica era del 45 % el año pasado. La de R.D el año pasado cerró en 36 % del PIB (deuda externa, interna y la del Banco Central).

Es falso que el déficit fiscal sea mayor que el de Baninter. El rescate de los 3 bancos costó entre el 20 y el 25 % del PIB de 2003 según el FMI y más de dos tercios correspondía al Baninter. Además, este déficit no se va a pagar con intereses del 50 % ni con inflación e impresión e dinero.

Con todos estos datos yo quisiera saber a qué es lo que se refieren tantos eminentes economistas con que la reforma “no es integral porque no abarca la parte de la reducción del gasto”— separemos las dos cosas: una es el nivel de gastos el cual como ya hemos demostrado no se debe bajar, y la otra se trata de gastar inteligentemente y con pulcritud, pero esto último no cabe en ninguna ley ni propuesta, porque esto último no es teoría sino práctica que se demuestra y para eso habrá que darle 4 largos años a esperar a ver si el Danilo Medina de verdad está en eso… Todo lo que hablan es una retórica para confundir y despistar a la gente. Pareciera como si toda nuestra población fuera abanderada del TEA PARTY. De hecho, el tea party, le exige solo al gobierno federal (sin contar el gasto de los estados) que baje el gasto a 19 % del PIB. Nosotros le pedimos a nuestro gobierno que lo baje a 16 %.

Si no quieren que el gobierno recaude más en impuestos porque roba, ¿para qué pidieron un 4 % para educación? Las contratas que se asignarían para la construcción de escuelas y aulas eso también se lo robarían sobrevaluando y pagando sueldazos en el ministerio. Lo irónico es que todos los que pidieron el 4 %, todos ellos están pidiendo ahora que el gobierno no suba impuestos porque se lo robarán. ¡Que contradicción!

Así que pongamos las cosas claras y en orden, por favor, miembros de la coalición digna, reúnanse y tomen una decisión: o echen para atrás el reclamo del 4 % o apoyen la reforma. Porque en cualquier caso seguirá el mismo gobierno, y aunque el gobierno diga ahora que no robará seguirán robando o ninguno de ustedes les creerá. ¿o es que ustedes lo que buscaban era nada más que el PLD no ganara y hacer oposición por oposición y berrincherismo? Hay que ser realistas. No es posible invertir el 4 % sin aumentar impuestos.

Nuestra clase media para nada está asfixiada con impuestos. Los datos anteriormente mencionados sobre nuestra baja recaudación tributaria no son solo meras y frías estadísticas. Se pueden corroborar con múltiples tangibilidades. Aquí hay más yipetas por automóvil que en Estados Unidos, que en Chile y que en Brasil. Ver tema: La pobrecita clase media dominicana. Somos un país subdesarrollado y nuestra clase media compra yipetas y no quiere cambiarse a gas natural. Ver tema: La conversión de vehículos a gas natural: un palo!! ¿Cómo calcular tu ahorro?

Les exigimos austeridad a los funcionarios del gobierno debido a la miseria y dificultades que pasan muchos en nuestro país, pero la austeridad también tenemos que aplicárnosla nosotros mismos, para beneficio precisamente de aquellas familias más vulnerables (el 5, o 10% de la población) al aumentar los fondos destinados a los programas sociales y de sanidad. La ciudadanía tiene que poner de su parte. Sí el gobierno a su vez no pone de su parte y sigue malgastando, pues botémoslos en 2016, pero por favor, no tiremos al país por la borda estos 4 años, dejándo al gobierno inoperante en servicios públicos o bien extremadamente endeudado.

Las familias de clase media también podrían ser compensadas si se subsidiaran los colegios. Ver tema: ¿Por qué deberíamos subsidiar a los colegios?

Los impuestos no son necesariamente un impedimento al crecimiento económico, porque pueden ser utilizados para redirigir los recursos eficientemente mediante el aumento del gasto en educación y otorgamiento de créditos a los exportadores y agricultores.

Brasil ha reducido su informalidad laboral desde el 55 % en 2002 hasta el 44 % en 2011. Brasil recauda el doble que nosotros en tributos más un 8 % del PIB en contribuciones sociales que se cobran en los salarios. Aquí nadie está pidiendo ser como Brasil, Brasil es un extremo, y nosotros el otro extremo. Solo se está pidiendo un mísero 15 % ya no 16; solo se está pidiendo modestia, equilibrio, ¿eso es mucho pedir? Clinton subió los impuestos y la economía de EUA creció muy fuerte durante muchos años, de hecho, hasta hubo una burbuja (exceso de inversión) en las tecnológicas. Los impuestos a final de cuentas son solo una de las muchas cosas que afectan al crecimiento y estos efectos negativos se pueden ser contrarestados si se aplican políticas eficaces.

El informe del BID del año 2009: “La ruta hacia el crecimiento sostenible en la República Dominicana” sugiere eliminar todas las exenciones del ITBIS: “Las exoneraciones diseñadas en el ITBIS, con el propósito de no perjudicar a los sectores de menores ingresos, tienen el efecto colateral (no deseado) de beneficiar a los sectores de más altos ingresos, cuyo consumo de los bienes y servicios exonerados es, en términos absolutos, significativamente mayor al de los estratos más pobres. Renunciar a esta recaudación adicional proveniente de los sectores de más altos ingresos no resulta apropiado, sobre todo teniendo en cuenta que esta podría afectarse —mediante un gasto adecuadamente focalizado—para más que compensar a los perdedores por la implantación de esta medida. Adicionalmente, se considera que la DGII, que ha iniciado un proceso de tecnificación relevante, estaría en condiciones de implementar una “tarjeta de crédito social”, que permitiría devolver el ITBIS incluido en las compras de determinados bienes de primera necesidad (canasta básica) a los sectores de menores ingresos […] El 10% más rico de la población paga el 31% de la recaudación del ITBIS y el 20% más rico paga casi la mitad del impuesto. Este pago del 20% más rico (46,1%) es casi 2,5 veces el pago del 40% más pobre (18,9%)19. Es decir, dado que, en términos absolutos, el consumo de los estratos más ricos es significativamente mayor al de los más pobres, son aquellos quienes pagan el mayor porcentaje del ITBIS recaudado. Teniendo en cuenta que aproximadamente el 50% de las ventas en el mercado interno está exonerado, se deduce que también un alto porcentaje de las exoneraciones —que implicaron un gasto tributario de 5,15% del PIB en 2005/2006 según Artana (2007)— favorece a los estratos de mayores ingresos”.

El gobierno optó por aumentar un poco la tasa, eliminar las exenciones a 259 productos, pero dejando productos básicos como el arroz, las habichuelas, la leche, el pan, el huevo, el pollo y 505 productos de la canasta básica exentos de ITBIS. -Para saber el porqué las recaudaciones recaen sobre impuestos al consumo, véase el tema: El reto tributario en República Dominicana

En Brasil la mayoría de los legisladores tienen procesos en el sistema judicial y la mayoría de los alcaldes y concejales que se postularon eran narcotraficantes fichados por la policía.  El gabinete entero de Lula está arropado por escándalos de corrupción de todo tipo y el jefe de gabinete recientemente fue sentenciado a 11 años de cárcel, pero a Lula no lo tocan. Incluso ahora en el gobierno de Dilma (quien era la mano derecha de Lula y llegó al poder gracias al apoyo de este) han salpicado una multitud de escándalos de corrupción en la contratación de obras para el mundial de fultbol 2014. También Argentina recauda más del doble que nuestro país y el ITBIS es de 21 % y tiene un alto índice de percepción de la corrupción y los Kirchners triplicaron sus patrimonios declarados  (después de ajustar por inflación), a más de 10 millones de dólares, desde que llegaron al poder en 2003 hasta 2010, principalmente a través de compra-ventas de propiedades públicas y privadas Ra3 Ra4 Ra5, y a pesar de todo en Argentina han reducido la pobreza y desigualdad.

Brasil y Argentina son la prueba de que con un ITBIS alto, incluso con un gobierno permisivo con la corrupción como el de Lula, se puede reducir la desigualdad social y la pobreza y generar crecimiento económico.

El Foro Económico Mundial dice que nuestro país está en el último puesto en tal y tal cosa….. perfecto. Entonces paremos el país estos 4 años (acabamos de ir a votar) y dejemos que la desigualdad siga aumentando, que los servicios públicos se caigan más de los que están, que el dinero que tenía que ser gastado en educación o en hospitales se vayan a comprar yipetas y smartphones, o sino dejemos que los servicios de deuda del país lleguen al cielo.

No tengo altas expectativas con Danilo en combate a la corrupción, por eso no voté el y no votaré por el en 2016, pero apoyaré las buenas iniciativas de parte de este. A lo sumo y con suerte será parecido a Dilma, y eso no es la gran cosa.

Danilo prometió en su campaña combate a la pobreza y reducción de la desigualdad, ¿ustedes creían que eso vendría por arte de magia? ¿y con la mitad de la clase media montada en yipetas y con smartphones?

Al menos los lideres de las protestas pidan cosas concretas, objetivos que sean alcanzables, deben protestar con algo en la mano. En Brasil la suprema y el sistema de justicia ha encarcelado a muchos políticos. Por eso los líderes de las protestas deben pedir reformar al sistema judicial, sino ¿cómo quieren que se juzguen a los políticos corruptos? Las demandas de los manifestantes caen al vacío. Pedir acabar contra “la corrupción y la impunidad” es algo muy abstracto y vago. Hay que puntualizar. Deberían pedir la destitución de Hotoniel Bonilla del Depreco y su sustitución por una persona que sea electa mediante consenso con la organizaciones de la sociedad de la sociedad civil, como Finjus y Participación Ciudadana, una persona que nunca haya estado ligada a la política, y de méritos. El Depreco es quien se encarga de buscar y de pelear los casos de corrupción administrativa en los tribunales. La institucionalidad debe ser transformada (no destruida). Si quieren acabar con la corrupción y juzgar políticos, esa es la vía.

La protesta debió ser No a la corrupción, en vez de No a la reforma fiscal. Es lamentable que para mover a la ciudadanía sobre el asunto de la corrupción hayan tenido que necesitar de un chivo expiatorio, que hayan tenido que abalanzarse sobre una reforma tributaria que era justa, necesaria, y que hacía mucho tiempo que debió hacerse.

Es entendible que exista mucha desconfianza hacia el gobierno por hechos y situaciones muy puntuales que no tienen absolutamente ninguna justificación. Pero debemos controlar nuestras pasiones. El resentimiento y la ira nublan el juicio.

 

Un extracto de un articulista del periódico El País:

-“¿Y si el público que escucha con agrado esas imprecaciones no fuera la solución sino parte del problema? Lo revolucionario sería romper eficazmente con el populismo, con esa inmediatez y adulación que está en el origen de nuestras peores regresiones.

[…]

La indignación no deja de ser un exabrupto inofensivo e ineficaz a la hora de modificar los hechos intolerables que la suscitan cuando incluye además algún análisis razonable de por qué pasa lo que pasa, si identifica bien los problemas en vez de contentarse con haber encontrado a los culpables, si propone algún horizonte de acción.

[…]

Algo más que necesitamos para transitar hacia un mundo mejor no es una mayor exageración dramática de nuestro descontento; es, de entrada, una buena teoría que nos permita comprender lo que está pasando en el mundo sin caer en la cómoda tentación de escamotear su complejidad. Solo a partir de entonces pueden formularse programas, proyectos o liderazgos que permitan un tipo de intervención social eficaz, coherente y capaz de resultar atractiva para una mayoría que no esté formada solo por gente cabreada”-

 

Como ciudadanía debemos ser responsables y asumir las consecuencias de nuestros actos. Si fuimos a votar inconscientemente, sin saber que la reforma tributaria tenía que venir de cualquier forma (robara o no robara el gobierno, PRD o PLD, con déficit o sin déficit); asuman las consecuencias. El debate se debió dar en tiempos de campaña, no ahora.  Veáse: Educación gratuita y de calidad, ¿quién la pagará?

Si siempre vamos a votar por la superficie, por discursos abstractos y mesiánicos, sin mirar los problemas de fondo, por el que más nos prometa, con todo el mundo con visión que no pasa más allá del otro día; pues mejor no vayamos a votar. Porque en campaña nos cuentan cuentos de hadas, pero después la realidad es dura y se impone. Necesitamos ser más exigentes con nosotros mismos y con los discursos de nuestros políticos; tenemos que ir más allá de las inmundicias de los precios de los pollos, huevos y la gasolina.

Yo entiendo y apoyo la lucha contra la corrupción, pero no me gustan las manipulaciones y excitación de la plebe (masa, turba inconsciente, iracunda, enardecida). Yo voy con mi lucha consciente. Es lamentable que los de los movimientos sociales no se comporten diferente de los políticos a los que critican, quienes se basan en la política de barricada, la manipulación, tergiversación o totales mentiras para alcanzar sus objetivos políticos.

Los activistas independientes han centrado su discurso solo en la crítica al partido de gobierno, creyendo que el problema y la solución está en el partido o en el presidente, cuando en realidad se trata de un problema de toda una generación de dominicanos. Se olvidan de criticar al otro partido o no saben como hacerlo. Y al igual que el partido de oposición, solo quieren criticar todo lo que se hace desde el gobierno pero sin proponer ninguna solución. Entonces el discurso de los independientes es perfectamente absorbido por el PRD.

El reto de nuestra ciudadanía es construir una fuerza social alternativa que tenga un discurso auténtico y distintivo de la oposición política tradicional. Pero no solo por el mero hecho de llegar al poder y sustituir las estructuras vigentes.  Es que las sociedades más avanzadas son aquellas que tienen una gran cohesión social entre sus miembros. La búsqueda de soluciones es sincera.  Sus diversas fuerzas políticas buscan el bienestar general antes que el particular.

Yo creo que se puede hacer una mejor política en estos tiempos; que se puede construir una ciudadanía consciente, propositiva, y coherente; eso sería lo verdaderamente revolucionario… por supuesto mucha gente dirá que soy un idealista.

Los “logros” del socialismo del siglo XXI

Si hacemos una comparación regional notaremos que los logros de Hugo Chávez en reducción de la pobreza no son para nada excepcionales.

En el año 2004, cuando Leonel Fernández, un capitalista neoliberal mil por mil, llegó al poder, la pobreza estaba en 54 %. Para el año 2010 se había reducido hasta el 41 %. Redujo la pobreza en 13 puntos en solo 6 años o en un 24 %. Esto es 2.2 puntos por año. Y sin una gota de petróleo ni gas ni oro ni cobre. En el año 2001 la pobreza en Perú estaba en 55 %. Para el año 2010 se había reducido hasta el 28 %. Es decir, la pobreza se redujo en un 49 % o 3 puntos por año. En 1998 la pobreza en Chile estaba en 22%. En 2010 estaba en 11%. Redujo la pobreza en 50 %. En 1999 un año después de que Chávez llegara al poder, la pobreza se encontraba en 49 %. En 2010 estaba en 28 %. Se redujo en 21 puntos en 11 años o en 44 %. Esto es 2.0 puntos por año. Desde 2004 hasta 2010 la pobreza en Venezuela se redujo en 17 puntos o en 39 % o 2.9 puntos por año. –CepalStat y Panorama Social América Latina 2011 páginas 214 y 215-

Perú y Chile redujeron la pobreza más que Venezuela. Aunque toda la región latinoamericana en su conjunto no ha reducido la pobreza tan rápido como en Venezuela, la reducción ha sido bastante notable. En 1990 la pobreza en América Latina estaba en 48 %. En 2010 se había reducido a 31%.- Panorama Social América Latina 2011 página 215.- Chávez ha hecho lo mismo solo que en la mitad de tiempo, pero no es de sorprender si consideramos las enormes riquezas de Venezuela.

Cuando Chávez llegó al poder en 1998 el precio del petróleo estaba en 12 dólares, o 17 dólares de hoy. En 2004 estaba en 38 dólares o 46 dólares de hoy. Hoy el petróleo está a 90 dólares. Así si es fácil reducir la pobreza y la desigualdad.

También en todo el mundo, lo que es la pobreza extrema se ha reducido a la mitad desde el 47 % en 1990 hasta el 23 % en 2010, 5 años antes de lo estipulado en las metas del milenio. En toda Latinoamérica en promedio disminuyó desde 12 % en 1990 hasta 6 % en 2008. The Millennium Development Goals Report 2012. En el año 2004 la pobreza extrema en República Dominicana estaba en 8%, bajó hasta el 2% en 2010. En Venezuela en 1999 estaba en 11% y en 2006 (último año con datos) estaba en 6%. (Banco Mundial).

La mayoría de los ingresos del gobierno de Venezuela proviene del petróleo, lo que los hace tener una de los más altos ingresos fiscales de Latinoamérica (34 % del PIB) y a su vez, una de las recaudaciones tributarias más bajas (11% del PIB). Es decir, el gobierno recauda y gasta mucho y no tiene que cobrar muchos impuestos. Además tienen la gasolina más barata del mundo. Llenar el tanque de gasolina de un carro mediano en Venezuela te cuesta igual que una botellita de agua. (precios gasolina Banco Mundial).

Todo muy diferente de República Dominicana, donde el galón de la gasolina regular cuesta casi 6 dólares y 64  dólares para llenar el tanque, y donde el gobierno tiene ingresos de apenas 14 % del PIB. Esto significa que la capacidad de actuar del gobierno dominicano es mucho menor que la del gobierno de Venezuela, y lo que nos lleva a la natural pregunta de: ¿a qué se ha debido la reducción de la pobreza en Venezuela? ¿A un incremento de los ingresos de las familias o a las transferencias del gobierno? Es decir, ¿se ha paliado los efectos de la pobreza o se ha resuelto estructuralmente?

De hecho, según la misma Cepal, en Latinoamérica la mayoría de los países han reducido su pobreza principalmente debido a un aumento en los ingresos laborales. Entre 2002 y 2010 en República Dominicana un 100 % de la reducción de la pobreza se le atribuyó al factor crecimiento, mientras que en Venezuela solo un 45 % y el resto al factor distribución. Panorama Social América Latina 2011 (Página 50)

De hecho, la retórica de campaña de Leonel Fernández es la antitesis de la de Hugo Chávez. Leonel siempre basaba su discurso en el crecimiento económico y la generación de riquezas, nunca siquiera mencionaba algo sobre la “redistribución de las riquezas” o “disminución de la desigualdad” y así mismo sus logros siempre los medía en base al crecimiento económico.

Ahora bien, Chávez tiene tremendos e inexplicables baches en su gobierno que no pueden pasarse por alto:

Son el país más corrupto de Latinoamérica, según transparencia internacional. Eso es típico de los sistemas alienadores. No hay cosa que permita más corrupción que la alienación política; por la tapadera y negación a faltas, a críticas y a todo.

A pesar de 14 años de gobierno, Chávez todavía sigue culpando a Carlos Andrés Pérez de los graves problemas en el suministro eléctrico de Venezuela (apagones).

Caracas es la cuarta ciudad más violenta del mundo, con una tasa de 118, solo después de Ciudad Juárez en México con 229, kandahar en Afganistán con 170 y San Pedro Sula en Honduras con 125. Estudio Comparativo de la Incidencia del Homicidio Doloso en Ciudades y Jurisdicciones Nacionales de los Países del Mundo 2010. La de Santo Domingo es de 35 y el Distrito Nacional 29. Informe de Homicidios 2011. En México la tasa nacional de homicidios es de 18 por cada cien mil habitantes (el crimen se concentra solo en algunas regiones). En Colombia es de 33. En Venezuela es de 50. Aquí es de 25. United Nations Office on Drugs and Crime, Global Study on Homicide 2011.

La criminalidad en Venezuela está al nivel de los países centroamericanos, pero la criminalidad de estos últimos se entiende debido a la gravedad de la pobreza, pero ¿y en Venezuela? Si la pobreza es baja relativa a otro países de la región, con la desigualdad más baja de Latinoamérica, con la gasolina más barata de Latinoamérica, ¿por qué el crimen? Ya esto va mucho más allá de capitalismo y socialismo, de derecha e izquierda, y escapa a toda compresión foránea. Todos los sectores de la sociedad venezolana deberían dejar las rivalidades y sentarse a reflexionar y a dialogar sinceramente y de forma constructiva y propositiva para encontrar soluciones.

Así que se redujo la pobreza y la desigualdad, pero el crimen y la corrupción están desbordadas, hay apagones, tienen que importar el 40 % de los alimentos que consumen, mientras que en R.D importamos solo un 20%.

Con todos estos problemas, sino fuera por su quijotismo, Chávez no obtuviera un solo voto. Toda su fortaleza política se basa en el quijotismo (gallardía, pavonearía, discursos justicieros y mesiánicos, vociferaciones contra el sistema, el imperio, las multinacionales; sin importar que el contenido de los discursos no tengan ningún fundamento).

Nosotros los latinoamericanos parecemos niños resentidos que todavía no superamos aquello que pasó hace 500 y 200 años. Con siempre ese complejo del indio explotado y del quijote valeroso; siempre hablando de revolución, saqueo y explotación por cualquier cosa y culpando al imperio y a las multinacionales de todos nuestros fracasos, mientras que los asiáticos nunca hablaron de revolución ni criticaron al imperio, sino que le hicieron competencia comercial al mismo imperio y se desarrollaron y nos superaron en menos de 50 años; y encima de todo eso, Surcorea, Taiwán y Japón tienen más igualdad social que cualquier país de Latinoamérica –Indice Gini 31,33 y 38 respectivamente versus 39 de Venezuela-. Hablaron menos palabrería inútil e hicieron más.