Inicio » Sin categoría » La pobrecita clase media dominicana

La pobrecita clase media dominicana

wordpress statistics

El periodista y economista Félix Calvo, en un viaje que realizó a Brasil, aseguraba con firmeza haber contado con los dedos de las manos las yipetas que vio en su recorrido por varias ciudades de Brasil. Decía que Brasil era una sociedad que se dedicaba a la inversión y a la producción – donde se fabrican, autos, autobuses, cohetes espaciales, satélites- y que sin embargo, todo el mundo viajaba en carros pequeños o medianos. No es el único periodista que ha hecho esta observación y no ha sido solo con Brasil.

De acuerdo con los datos del Departamento Nacional de Tránsito de Brasil, solo un 0,5 % del total del parque vehicular de Brasil corresponden a yipetas, en Chile solo un 2,7 % según el Instituto Nacional de Estadísticas de ese país, pero en nuestro país la relación es de un asombroso 9.4 % (DGII). En Brasil, un 22 % del total del parque vehicular corresponde a motores, en Chile solo un 3 % y en nuestro país un asombroso 51 %. Este es un país lleno de yipetas y motores -los pobres también se dan sus lujos.- En Brasil y en nuestro país hay un vehículo por cada 3 habitantes y en Chile 1 por cada 5. En Chile hay una yipeta por cada 21 automóviles* y en Brasil hay una yipeta por cada 110 automóviles*. En República Dominicana hay una yipeta por cada 2 (2,4) automóviles*. En Estados Unidos hay un vehículo casi por cada habitante, un 18 % del total del parque vehícular corresponde a yipetas y hay una yipeta por cada 3 automóviles* (Highway Statistics 2010 tablas mv9 y mv1). Nota: Incluye automóviles públicos y privados y excluye camionetas, furgonetas, autobuses, camiones, etc. Yipetas en Chile se conocen como todo terreno y en Brasil y EUA como utilitarios deportivos o SUV (Sport Utility Vehicle). Para los datos de Brasil buscar: Frota 2012: Frota Tipo UF: Frota Regiões Tipo UF.

En la autoferia popular 2010 casi el 60 % de los vehículos vendidos correspondían a yipetas. Desde el 1 de enero hasta el 30 de diciembre de 2010 se registraron en el parque vehicular de la DGII 23,258 nuevas yipetas y solo 15,491 nuevos automóviles (públicos y privados) y en 2011: 16,099 automóviles y 20,766 yipetas.

A pesar de la opulencia de nuestra clase media no queremos el impuesto a los vehículos que se aplicará en 2014 que cobrará un 1 % del valor total del vehículo. Ese es el impuesto más progresivo que hay.  Los carros viejos pagarán menos o igual y los nuevos y yipetas pagarán muchísimo más.

Un país desarrollado no es aquel en donde los pobres andan en autos (EUA), sino donde los pobres utilizan transporte publico (Europa), y así mismo, un país subdesarrollado no es aquel en donde la clase media anda en yipetas y los pobres en motores (R.D), sino donde la clase media anda en autos medianos y los pobres en transporte público (Brasil, Chile).

Como dijo el experto en Política Educativa de la OCDE, Andreas Schleicher, cuando visitó el país el año pasado: “En República Dominicana hay muchos vehículos porque la gente invierte en ellos, pero en Corea la gente invirtió lo poco que tenía en mejorar la educación.”

¿De verdad creían ustedes que la educación gratuita y de calidad vendría mágicamente, sin ningún sacrificio, y con la mitad de la clase media montada en yipetas? Demasiado bueno para ser cierto.

Tampoco queremos convertir nuestro vehículo a gas natural, un combustible barato, el ahorro es de 51 % respecto de la regular, limpio y así ayudamos al ambiente, y seguro (no explota como el GLP); el país se ahorraría miles de millones de dólares en divisas anualmente. La conversión de vehículos a gas natural: un palo!! ¿Cómo cálcular tu ahorro?

Mientras en Europa, Argentina, Brasil  y otros países latinoamericanos penalizan el uso de las yipetas y promueven el uso de vehículos livianos que ahorran combustible y hacen menos daño al medio ambiente; nosotros promovemos lo contrario. Mientras en Brasil casi todos los vehículos medianos usan etanol; y en Bolivia, Argentina, Perú y Colombia el 37, 17, 10 y 8 por ciento de los vehículos ya funcionan con gas natural, aquí menos del 1 % lo usa nada más porque nos ocupa el espacio del baúl. ¡Que rica y acomodada es nuestra clase media!

Nuestra pobre y explotada clase media, se queja también del impuesto a las compras por internet, que son una competencia desleal e injusta. Es una evasión (elusión) legal del ITBIS y le resta progresividad a nuestra estructura tributaria.

Si ustedes creen que aquí realmente estamos asfixiados con los impuestos, ¿de dónde salen todas esas yipetas, motores, plazas comerciales y torres? En nuestro país todas las clases sociales tienen BB: pobres, medianos y ricos. Aquí todos los consultorios médicos y colmados tienen una televisión con cable y en los colmados utilizan los motores para llevar cualquier pedido a la esquina. En las escuelas públicas los hijos de machepa viven dándosela con sus motores y viven privando en la calle haciendo competencia con el motor en una sola goma. Es decir, dentro de sus niveles de consumo, a cada clase social se le puede sacar algo con impuestos. Nuestro gobierno no puede gastar menos, sino más inteligentemente pero nunca menos. La verdad es que nuestro gobierno debería gastar más y nuestra gente gastar menos (al gobierno recaudar más), esa es la única forma de reducir las desigualdades, al invertir más en educación y salud y programas de ayuda a las familias más pobres o necesitadas.

Se critica y se critica la desigualdad social en República Dominicana, pero a la hora de la verdad nos resistimos. Se critica y se critica el bajo gasto en educación, pero a la hora de la verdad nos resistimos. Se critican y se critican los bajos sueldos de los policías y profesores, pero no queremos aportar.

John F. Kennedy dijo: “No preguntes que va a hacer el gobierno por ti, sino que vas a hacer tu por tu país”.

Les exigimos austeridad a los funcionarios del gobierno debido a la miseria y dificultades que pasan muchos en nuestro país, pero la otra cara de la moneda es que la austeridad también tenemos que aplicárnosla nosotros mismos, para beneficio precisamente de aquellas familias más vulnerables (el 5, o 10% de la población) al aumentar los fondos destinados a los programas sociales y de sanidad. La ciudadanía tiene que poner de su parte. Sí el gobierno a su vez no pone de su parte y sigue malgastando, pues botémoslos en 2016, pero por favor, no tiremos al país por la borda estos 4 años, dejando al gobierno inoperante en servicios públicos o sino extremadamente endeudado para 2016.

Sin sacrificio no hay desarrollo. Algunos teóricos creen que no. Yo digo, demasiado bueno para ser cierto. La clase media media y clase media alta en nuestro país está tremendamente acomodada y añoñada. Ver tema: ¿Por qué apoyo la reforma fiscal? (versión corta). Solo me preocupa la clase media baja y familias jóvenes de clase media, por eso creo que los colegios deben ser subsidiados en un esquema para compensar y para hacer menos traumática y gradual la transición en el largo plazo de la clase media baja y media media al sistema público. ¿Por qué deberíamos subsidiar a los colegios?

Anuncios

Críticas, aportes o cualquier duda o corrección que tengan, por favor no dejar de expresarlas aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s