Inicio » Sin categoría » La propuesta 8 de California, ¿inconstitucional?

La propuesta 8 de California, ¿inconstitucional?

wordpress statistics

¿Por qué Barack Obama se opone a la legalización de la poligamia (tanto poliandria como poliginia) y matrimonio grupal en Estados Unidos, como lo pide el Partido Libertario de Arizona? ¿Si cuatro personas bisexuales se aman, y quieren formar una familia y vivir juntos, ¿cuál es el problema? Obama se opone por la misma razón por la que los cristianos se oponen a la legalización del matrimonio gay: para no promoverlo, por prejuicios, dogmas.

El argumento de “Equal rights” y “discriminación” de Barack Obama en una carta enviada a la Corte Suprema para que declare inconstitucional la propuesta 8 de California, aprobada en referéndum para ilegalizar el matrimonio gay; es una falacia. Así como es totalmente legítimo que los ciudadanos voten en referéndum para legalizar el matrimonio gay, así mismo también es completamente legítimo que lo hagan para prohibirlo. Las leyes se definen según las costumbres y la cultura de una sociedad. Ojo que cuando se prohíbe la poligamia o el matrimonio homosexual no se discrimina a las personas, sino su comportamiento, pero son libres de tener sexo entre ellos y vivir juntos, solo que no se les da reconocimiento legal.

Ni la Asociación Americana de Psiquiatría ni la Asociación Americana de Psicología afirman que la orientación sexual sea innata. De hecho, según estas mismas instituciones, a pesar de numerosas investigaciones (diferencias hormonales, diferencias en el cerebro, etc.), no se ha podido encontrar ninguna evidencia que sustente el supuesto origen biológico de la homosexualidad.

La creencia popular de que se nace siendo gay es un mito urbano. Esto significa que la sociedad sí tiene la potestad de promover o no promover a los gays, puesto que, la orientación sexual es una costumbre social o capricho personal y no la condición biológica de una persona (como el ser negro). Recordemos que los griegos eran bisexuales todos. En Roma también era común.  Ver temas: La homosexualidad vista desde la antropología social y La homosexualidad, ¿se nace o se hace?

Si la homosexualidad se promueve, esta se puede expandir. Si usted le dice a su hijo desde pequeño que dos hombres besándose está bien, entonces con el tiempo inconscientemente ese dicho podría llevarlo a la homosexualidad o bisexualidad. Si usted le dice desde pequeño que eso está mal, entonces lo más seguro no será homosexual (sea consciente o no la determinación de su preferencia sexual).

El caso es que, no se puede demostrar en un tribunal que se nace homosexual, por lo tanto, los gays no pueden compararse con los negros, sino con los grupos poligámicos, a los cuales también se les “discrimina” al no otorgárseles los mismos beneficios sociales. Dicho sea de paso, similares teorías sobre las causas de la homosexualidad, también se usan para explicar la promiscuidad. Numerosos estudios afirman que los genes juegan un papel muy importante en la conducta promiscua e incluso han identificado el gen específico (DRD4) que podría hacer que a algunas personas les sea imposible ser monógamos. No sería culpa de ellos ser tan propensos a la infidelidad, es que “habrían nacido así”.

Según el abogado de las parejas demandantes ante la suprema, la propuesta 8 es discriminante porque les “estigmatiza en base únicamente a su estatus y etiquetando sus relaciones como de segunda clase, diferentes, desiguales y equivocadas”. <—– Lo mismito pasa con la prohibición de la poligamia. Estigmatiza a las personas que son miembros de esta, las hace ver como equivocadas y de segunda clase. Sus hijos serán “ilegítimos”.

 

Ampliar la definición del matrimonio incluyendo a las parejas homosexuales no elimina la discriminación. El matrimonio monógamo es en sí mismo discriminante. Cualquier restricción legal o definición de matrimonio siempre será discriminante. 

 

El Ministro de Justicia de España, Alberto Ruiz-Gallardón, justificó el matrimonio homosexual porque según el: “allí donde hay amor está plenamente justificada la unión de dos personas. Esa necesidad de encuentro, de afecto y de compartir una vida en común entre dos personas es amor y es un comportamiento histórico de la humanidad. Los poderes públicos deben crear instrumentos adecuados para que esa voluntad de encuentro tenga sus efectos jurídicos y desarrollo en una sociedad avanzada y democrática como es la nuestra”. <—— repetimos: ¿y si cuatro personas bisexuales se aman y quieren formar una familia y vivir juntos? ¿Quién es el para decir que eso no es verdadero? ¿Por qué deberíamos juzgarlos y etiquetar sus relaciones como de segunda clase, diferentes, desiguales y equivocadas”.

 

En Brasil ya se acepta la unión civil entre tres personas.

-”No había duda que las tres personas consideraban vivir como una entidad familiar y querían garantizar algunos derechos. La vicepresidenta del Instituto Brasileño de la Familia, María Berenice Dias, dijo que “se debe respetar la naturaleza privada de las relaciones y aprender a vivir en esta sociedad plural reconociendo los diferentes deseos”.-

 

Estos son los argumentos del Partido Libertario de Arizona:

“El matrimonio es una institución social cuyo significado está determinado no por el Estado sino por las costumbres sociales de los que participan en esa unión. La mayoría de la regulación gubernamental del matrimonio se basa en las costumbres religiosas de los que pueblan las oficinas del gobierno. El concepto de separación de la iglesia y el Estado requiere que este último quede fuera de la definición de matrimonio.

Hacemos un llamado para la abolición de todas las leyes y regulaciones estatales que restringen los matrimonios, incluyendo la licencia de matrimonio. Hacemos un llamado para la abolición de todas las leyes que prohíben el matrimonio entre adultos que consienten, o cualquier número de adultos que consienten.

Con el fin de lograr la libertad de elegir pareja o compañeros, la sociedad en su conjunto debe entender que ninguna persona, grupo o religión tiene la autoridad para definir el “matrimonio” para todos los demás. La separación entre la Iglesia y el Estado requiere la eliminación de la iconografía religiosa de la regulación del gobierno hasta el punto de que a ningún ciudadano se les niegue la igual protección de las leyes. Además, debemos entender que el pecado de una persona es el amor de otra persona, y la ley sólo debe preocuparse cuando la fuerza o el fraude estén envueltos”.

 

¿Debe una sociedad basar sus leyes en sus costumbres y su cultura? Naturalmente es así. La existencia misma de una prohibición a la poligamia lo demuestra; pero si no fuera así, entonces la edad de consentimiento sexual en EUA debería bajarse de 16-18 a 12 años, como en Panamá, México, y Colombia (debido a la población indígena); debería descriminalizarse la circuncisión de las mujeres (que hacen las africanas) etc.,etc.,etc.

Es decir, ¿cómo definir lo bueno y lo malo, o las conductas que se deben promover o no promover, permitir o no permitir? ¿Quiénes definen todo eso? Lo definen sus ciudadanos obviamente. Por eso, el referéndum para aprobar o no aprobar el matrimonio gay, es totalmente válido. El debate de si es bueno o malo es válido, pero declarar inconstitucional la decisión de los ciudadanos al respecto no tiene ningún fundamento.

 

Cada sociedad tiene derecho a establecer su definición de matrimonio. Definir el concepto de matrimonio no es discriminar.

 

Si a ese uso tan ligero y amplio de discriminación nos vamos, entonces todas las leyes son discriminatorias, como la ley de inmigrantes o la ley que exige que el presidente de EUA haya nacido en país. También las leyes que otorgan exenciones tributarias a las personas por un sinnúmero de razones, o a determinados sectores económicos para protegerlos o INCENTIVARLOS <—– Eso mismo es que se hace con el matrimonio heterosexual.

Es más, todo el sistema económico es discriminante; otorga privilegios a unos sobre otros. Hay algunos que obtienen 100 veces más riquezas que otros, sin embargo, nadie vale 100 veces más que nadie y nadie ha trabajado 100 veces más que nadie. Además, ese sistema atenta contra los derechos humanos de las personas. Derecho a no pasar hambre, a tener techo, etc. La pobreza ocurre no porque falten recursos, sino porque hay gente que gana 100 y hasta 10 mil veces más que otras. Las personas sin hogar en EUA existen no es pasa por falta de viviendas, al contrario, estas sobran. El sistema se basa en la exclusión, en los privilegios, en impedirle a otros ser felices; porque la sociedad por una u otra razón ha decidido que el sistema fuera así. La suprema corte pues, debería declarar inconstitucional todo el sistema económico por ser discriminante y otorgar privilegios a unos sobre otros. Que un tribunal decida sobre si el matrimonio hetero es discriminante o no, o sobre si es bueno o malo, es como si un tribunal también tuviera la potestad de decidir sobre cuál sistema económico (capitalismo o comunismo) es justo, no excluyente y no discriminatorio; e imponerle el sistema a la sociedad.

Ir a un tribunal para invalidar la definición de matrimonio dada por la sociedad es antidemocrático e ilegítimo. Ir a un tribunal a alegar que el matrimonio hetero es discriminante y por lo tanto ilegal, es el mismo nivel de tontería que si alguien fuera al tribunal y declarara los royalties cobrados a las mineras (la participación del estado por ser dueño del subsuelo) como ilegales. ¿Por qué? Pues, ¿y quién les dio el derecho a ellos de decir que esas tierras son de su propiedad? Que presenten ante un tribunal el testamento de Adán a ver si es verdad que el dejó x tierras a x gente, ¿o acaso fueron los ingleses los primeros en pisar Norteamérica siquiera? Todos los sistemas políticos y económicos desde que se inició la civilización se basan en la exclusión y en los privilegios. Es la misma sociedad la única que tiene la potestad de definir cuáles y de qué forma deben ser esas exclusiones, privilegios y discriminaciones. Que un tribunal decida esto equivale a tiranía. A un tribunal no le compete decidir sobre esto. Un tribunal es una institución meramente tecnocrática, burocrática y ejecutiva.

 

Es a las instituciones políticas a quienes les corresponde legislar al respecto de las costumbres y sistema de valores morales. Ya sea mediante representantes políticos o referéndum, ya sea a nivel estatal o federal, como sea que se disponga. Recuerden que la esclavitud no se eliminó o mejor dicho, transformó, por cuestiones morales o religiosas, sino por conveniencias y cambios económicos. No la eliminó tampoco un tribunal. Tampoco la posterior integración de la comunidad negra a la sociedad no la decidió un grupito de individuos de un tribunal, sino la misma sociedad civil. Por eso mediante la instituciones políticas y preferiblemente, mediante referéndum, son la vías verdaderamente legítimas para la legalización del matrimonio gay. Dicho sea de paso,  no se puede comparar la situación que tuvieron los esclavos negros con la de los gays, como han hecho muchos, porque la homosexualidad es un es un comportamiento y no una condición biológica. Además, los gays tienen derecho al voto, son ciudadanos. A los gays solo se les niega el matrimonio.

Es a las instituciones políticas a quienes les corresponde legislar al respecto de las costumbres y sistema de valores morales. Ya sea mediante representantes políticos o referéndum, ya sea a nivel estatal o federal, como sea que se disponga.

Que conste nadie quiere prohibir la homosexualidad, simplemente lo que no se quiere es promoverla. Los gays tienen derecho al voto, pueden asistir a escuelas de heterosexuales, pueden ejercer cualquier oficio, pueden vivir bajo un mismo techo con su pareja, tienen su propio festival, discoteca, centro de spa y sauna.

 

Los liberales religiosos no se dan cuenta de que todo esto del matrimonio gay no es cuestión de discriminación ni de derechos legales, sino que el verdadero trasfondo es hacer política, propaganda, promoción.

Si los derechos legales que se obtienen con el matrimonio fueran importantes, la gente los sabría, pero el 99 % de los comprometidos o casados apenas quizá pueda mencionar algún beneficio legal. La gran mayoría dirá que ninguno. Cuando las personas no religiosas se casan, ellos no tienen en mente ningún beneficio legal, sino un reconocimiento social de su estatus.

Si dos personas se quieren no hay necesidad de someterse o amarrase a un contrato legal, mucho menos cuando ni siquiera pueden procrear hijos. Si quieres dejarle tu herencia a alguien, nada más haz un testamento. Si quieres el seguro médico de tu pareja, consigue uno por tu propia cuenta. Si hay que tomar una decisión médica, que lo haga un familiar. Pero incluso en muchos países y estados de EUA, mediante la unión civil ellos ya tienen todos los beneficios legales que tiene un matrimonio y aun así en esos lugares se viven quejando y exigiendo el matrimonio. Total, que los matrimonios civiles hoy día no duran más de 5 o 6 años, como el de Rafael Ramírez Arana y Sebastián Becerril, el primer matrimonio gay de Latinoamérica, celebrado con mucha fanfarria,  que duró solo 2 años y medio.

Entonces, ¿cuál es el afán de los homosexuales con casarse? Más aun, ¿cuál es el afán de los heterosexuales liberales de que los homosexuales puedan casarse cuando ellos mismos no quieren casarse? ¿o es que acaso alguien les prohíbe a ellos de que puedan vivir juntos o tener relaciones sexuales sin casarse, como en el caso de los heterosexuales religiosos? Ellos lo dicen como si fuera que no tienen sexo antes del matrimonio. No. Un homosexual puede ser perfectamente feliz sin necesidad de casarse. Si no son felices dizque porque no los dejan casar, pues nunca de ninguna manera serán felices con ese nivel de inconformismo e incapacidad por apreciar los momentos de la vida.  Lo que ellos quieren es el nombre del matrimonio, lo que ellos quieren es sonar.

Pero el caso es que si una sociedad cree que x comportamiento no debe promoverse, pues tiene derecho esa sociedad a no otorgarles beneficios legales. Los cristianos están facultados por la constitución para elegir y ser elegidos, por lo tanto, tienen todo el derecho a influir en las acciones del Estado sin importar que su opinión esté basada en la Biblia, el Talmud, o el Corán.

 

No puedes dejar de leer:

¿Qué hay de malo con la homosexualidad?

Anuncios

Críticas, aportes o cualquier duda o corrección que tengan, por favor no dejar de expresarlas aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s