Inicio » Sin categoría » ¿Cuál es el problema con el porno? Respuesta al NY Times

¿Cuál es el problema con el porno? Respuesta al NY Times

wordpress statistics

La cultura tiene un fuerte impacto en la manera en que nos comportamos. Los hombres (no las mujeres) tenemos una fuerte predisposición genética hacia la violencia, sometimiento y el poder; por eso, casi el 100% de los delitos violentos son cometidos por hombres, y por eso es que es muy frecuente las peleas entre los niños de primaria pero muy raro entre las niñas. Rousseau se equivocó: los hombres nacen violentos y es la sociedad la que los adiestra y les reprime la violencia.

Por eso para cambiar nuestra forma de ver a las mujeres (denigrante, objetualizada) debemos cambiar nuestra cultura. Esto se logra cambiando o regulando las películas, el porno, la publicidad, etc. Ver tema: ¿Por qué apoyar y por qué no temer a la censura? En todos los mencionados prevalece la degradación hacia las mujeres, salvo algunas películas que son una contracultura en este aspecto, como Los Juegos del Hambre y Divergente. Pero si nos fijamos bien, en gran parte de las pelis hay degradación de la mujer; no es que dejan iguales a ambos géneros, es que degradan constantemente a las féminas, sobre todo en el ámbito sexual; hay una desproporción tremenda.

 

bien

 

 

La autora de este artículo del New York Times promocionado ampliamente con publicidad pagada por Facebook, no aporta nada para combatir esa cultura que denigra a las mujeres, al contrario, valida esa cultura en el nombre de la libertad y ahí mismo se quedó, no fue a más, una táctica común entre los liberales. Se quedan en: “hay que educar” pero no dicen en qué y cómo; y en que: “todo lo que se haga en libertad de decisión está bien”, con lo que cierran el debate y la misma educación sobre el tema. Entonces como el debate es ambiguo, como es imposible señalar lo que está mal y lo que está bien, que todo es cuestión de gustos; entonces qué es lo que se va a educar pues la degradación de la mujer si es en libertad no hay ningún problema; esa es la educación liberal.

Debemos educar sí, pero para contrarestar esa cultura denigrante y humillante hacia las mujeres. No es solo una cuestión de instrucción formal, sino también de cultura, para cambiar nuestra forma de ver a las mujeres, para que las relaciones entre hombre y mujer sean afectivas y equilibradas. Necesitamos crear una nueva contracultura que de valor y dignidad a la mujer. Sí se puede y sí podemos hacerlo.

El problema con el porno es que muestra una sexualidad no recíproca, orientada en dar placer al hombre y no a la mujer. El porno pretende enseñarle a nuestras niñas que la satisfacción sexual femenina reside en nada más que en otorgar satisfacción sexual a ellos. Es una desigualdad de género aceptada por las feministas modernas en aras de la libertad. El porno les enseña a nuestros niños que la violencia sexual es lo natural y normal. El problema con el porno es que en este no hay cariño, afecto ni amor. El resultado de todo esto son relaciones tóxicas y dañinas en la vida real de los jóvenes.

 

 

No le pidas a tu pareja que se rebaje e incluso sienta dolor o incomodidad para tu sentir placer. Si tú realmente…

Posted by EducaBlog on sábado, 5 de septiembre de 2015

En el porno todo es violento y rápido, pero así no es como funcionan sexualmente las mujeres. El deseo sexual de ellas no se prende tan rápido así como el de los hombres y tampoco alcanzan el orgasmo así tan rápido como los hombres. El proceso de ellas es lento, necesitan tiempo. Para que las mujeres tengan placer deben ser tocadas, masajeadas y besadas de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo y pasando por el medio, con cuidado y ternura; deben sentirse deseadas y valiosas, como si fueran la única mujer en el mundo (como dice la canción de Rihanna), como si fueran una joya o fina obra de arte. En otras palabras, para que una mujer alcance el éxtasis, hay que hacerle el amor.

15590355_1284673878260076_5273490220267520975_n

 

Si tu no puedes hacer sentir a una mujer como dice esta canción, entonces no eres un verdadero hombre.

 

Pero por ahí anda un tal Grey en una película defendida a ultranza por los liberales, que dice: “yo no hago el amor, yo hago el sexo duro”. Lo liberales dicen que porque uno vea violencia en una película no pasa nada y eso no influye en nosotros. No pasa nada cuando la violencia no está mezclada con el sexo, pero cuando lo está, se vuelve poderosamente atractiva y persuasiva, sobre todo en los jóvenes, pues el discurso de la sociedad al respecto de la violencia sexual es ambiguo, no así cuando se trata de violencia no sexual, donde sí hay un discurso claro, definido y unánime.

Sobre todas estas cuestiones fueron lo que la autora del artículo del NY Times evitó referirse, incapaz de hacer crítica; omisión con lo que valida la práctica. Es por culpa de los discursos sofistas de gente como ella y sus correligionarios, que la violencia y desigualdad sexual están normalizadas y aceptadas en esta podrida sociedad.

 

am

 

El cuerpo de una mujer es hermoso y delicado, para ser tratado con sumo cuidado, no maltrato, ni rudeza.

 

Anuncios

Críticas, aportes o cualquier duda o corrección que tengan, por favor no dejar de expresarlas aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s