Inicio » Sin categoría

Category Archives: Sin categoría

Anuncios
Anuncios

¿Por qué está mal negar la naturaleza violenta de los hombres?

Los hombres tenemos predisposición genética hacia la violencia, sometimiento y el poder; por eso, el 95% de los delitos violentos son cometidos por hombres, y por eso es que es muy frecuente las peleas entre los niños de primaria pero muy raro entre las niñas, pero cuando los niños son mayores, ya no pelean, pues la sociedad les precisa a ser buenos. Si las mujeres estuvieran conscientes de la cantidad de maldades y diabluras que cometen los niños, pues no tuvieran hijos. Solo nosotros los hombres que alguna vez fuimos niños y vivimos en el mundo de los niños, lo sabemos.

Los hombres en la antigüedad eran cazadores; sometedores y poseedores de animales. Por eso los hombres son como son. Pero hace 15 mil años, debido a un cambio de clima (el fin de la glaciación), las mujeres recolectoras se dieron cuenta de que resultaba mejor sembrar semillas y domesticar animales, que estar cazándolos, entonces nace ahí la civilización; cambiaron las circunstancias de repente, pero el hombre sigue siendo naturalmente el mismo.

La terrible realidad es que la sociedad no pudo de ninguna manera haber hecho violentos a los hombres (como proclamaba el filósofo ilustrado Rousseau), estos ya lo eran antes de que existiera la sociedad. La sociedad es la que se ha esforzado durante todos estos años en tratar de cambiar al hombre, de civilizarlo, de que olvide su cultura cazadora de animales y mujeres y que aprenda a vivir en sociedad, con reglas, pautas, respeto.

 

Pero los problemas de los hombres no se limitan a la violencia y el machismo, los hombres también son naturalmente egoístas, ambiciosos, excluyentes, discriminadores, marginadores, grupistas, sectarios.

 

Cuando Adam Smith dijo que el egoísmo del panadero era lo que nos llevaba el pan a la mesa cada día; lo crucificaron, creyendo que este estaba validando, justificando y promoviendo el egoísmo entre los seres humanos, cuando Smith lo único que hacía era mostrar la realidad de lo que pasaba, no como él quería que fueran las cosas, sino como realmente eran y funcionaban. La sentencia de Smith se cumplió cabal y literalmente desde el primer hasta el último día de la Unión Soviética, con la falta de pan en las mesas.

Los socialistas desde los tiempo de la revolución francesa siempre han querido atropellar a todo a quien les muestre la realidad tal cual es, porque lo único que quieren oír es como a ellos les gustaría que fuera el mundo y el hombre, no como realmente es, y por eso es que siempre han fracasado estrepitosamente en cambiar al mundo.

Por eso fue que estos ideólogos del “hombre nuevo” terminaron cometiendo las peores atrocidades y barbaries en la historia de la humanidad, cobrándose la vida de decenas de millones de personas en las purgas políticas de la Unión Soviética, de China y Camboya, dentro regímenes hiper autoritarios.

Y es que los hombres no entran a la política para cambiar al mundo por bondad, no, no es la bondad la que los mueve (no en el fondo), sino la ambición, deseo de poder y privilegios sobre los otros, y están dispuestos a todo con tal de llegar y mantenerse en el poder y aumentarlo. Así son todos los políticos, tanto los de ayer como los de hoy, solo han cambiado las formas. Esa es la realidad del hombre.

También fueron los mismos hombres nuevos educados en el socialismo, la igualdad y fraternidad, quienes bajaron como animales salvajes violando millones de mujeres alemanas, como si ninguno de ellos hubiera nacido de una madre. Por supuesto que no fueron todos los soldados, pero sí la mayoría. Unos años de muchas penurias, violencia y rencores desprogramaron el sistema de valores que les había impuesto la sociedad, y una vez vistos en un ambiente en el que sabían que todo lo que hicieran iba a quedar sin consecuencia, se resetearon y regresaron a su estado primitivo, a su estado natural, a su estado cazador.

Es como en la historia del clásico de la literatura universal El Señor de las Moscas (que le valió a su autor el premio Nobel de literatura), en el que unos niños ingleses aparentemente muy disciplinados, correctos y educados, que vistos de repente aislados en un isla y sin adultos tras un accidente aéreo, pierden toda su civilización y terminan convirtiéndose en unos sádicos, maliciosos y asesinos.

 

 

Las mujeres no deben ser ingenuas ni incautas con los hombres.

 

Muchas mujeres liberales piensan que no hay nada de malo con nada en el sexo, que solo debe haber libertad y consentimiento mutuo, y que los que quieren regular el sexo solo están llenos de tabúes y prejuicios. Ellas creen que su hombre las va a querer y amar, y que el sexo los une, pero cuando las mujeres permiten de todo al hombre, no hay orden ni pautas, lo que hacen es abrirles las puertas a sus instintos, a sus deseos de sometimiento y poder. El sexo desordenado intoxica y daña la relación en vez de unirla. La convierte en sumisión y posesión, nada de amor. Y no puede ser de otra forma, por la naturaleza misma del hombre; despertada, incitada y exacerbada por la misma mujer. Es que el hombre no ve naturalmente a la mujer como una persona (que debe ser amada) sino como un objeto (que debe ser poseído, usado).

Solo si la sociedad (o las mujeres) se esfuerzan por cambiar al hombre, por reprogramar su instalación básica de fábrica y mantener esa programación libre de virus y con mejoras y actualizaciones constantes; entonces el hombre podría visualizarlas a ellas como realmente son: como personas, y no objetos.  Ver tema: ¿Se puede cambiar la naturaleza violenta de los hombres?

Para que los hombres vean y traten a las mujeres con respeto, primero las mujeres deben darse a respetar. Deben mantener a los hombres programados. 

 

Pero entonces, ¿el hombre es en esencia naturalmente malo? ¿No hay nada naturalmente bueno en el hombre? Sí por supuesto que sí, la empatía también es un sentimiento natural del hombre aunque sea contradictoria con su violencia, egoísmo y discriminación; porque también la contradicción en sí misma, forma parte de la naturaleza del ser humano. El hombre podría ser solidario con los que les rodean, pero egoísta con los desconocidos. Es por eso que siempre nos hemos agrupado tribus, pueblos, ciudades y naciones, y guerreando.

¿Y qué hay de la mujeres? ¿Son enteramente naturalmente buenas? No, tampoco. Las mujeres también discriminan, seleccionan y excluyen, así como seleccionaban y separaban semillas y frutos en la antigüedad; no utilizan la violencia, pero sí la palabra, chismes y rumores, hablando maliciosamente de los otros a sus espaldas; que puede ser peor para el bienestar de un grupo que la misma violencia. Como dice la biblia, que de la lengua puede salir veneno mortífero, como una aguda espada letal para el alma, pero debemos soportarlas, pues ellas son nuestras madres. Como dice la biblia, debemos continuar soportándonos los unos a los otros. Pero como también dice la Biblia, las mujeres virtuosas, cultivadas y sabias, abren la boca con prudencia y la ley de la bondad amorosa está siempre en su lengua.

 

Jesús dijo: ama a tu enemigos y bendice a los que te maldicen. ¿Nosotros amamos a quienes no nos toleran y no nos quieren? ¿A quienes nos quieren excluir? ¿Perdonamos a quienes nos hacen daño, o los condenamos nosotros a ellos para siempre (excluyéndolos)?

La gente se molesta con nosotros, no quiere saber de nosotros solo por ideas, posiciones o actitudes que tomamos, entonces los odiamos porque nos odian, pero como dijo Jesús, que amando solo a quienes nos aman, no somos mejores que quienes nos odian, somos iguales. Pero el ser humano sencillamente es incapaz de amar a sus enemigos o contrarios, más del 90 % de la población no puede hacerlo, y el restante, titubea y después de cierto tiempo es que perdona. Pues el ser humano (hombre y mujer) es excluyente y discriminador por naturaleza. Queremos como que asesinar o mandar al carajo a todo aquel que no piense o actúe igual que nosotros, a todo aquel que sea diferente.

Como dijo en El Señor de las Moscas el personaje de Simón (personificación de Jesús o de la espiritualidad en la historia): que quizás la bestia (una fiera o monstruo que alucinaron ellos que habitaba la isla) no era una criatura que se podía cazar, sino que era la maldad que residía en todos ellos. Como dice un dicho, que el que caza lobos termina pareciéndose a ellos; y ellos mismos de hecho, terminaron convirtiéndose en las bestias.

 

No hay personas buenas y personas malas. Todos somos malos y buenos al mismo tiempo. Tanto la maldad como la bondad residen en todos nosotros. Esa es realidad el ser humano. Debemos aceptarla para después no frustrarnos y abandonar la lucha por la humanidad. Sí vale la pena luchar por la humanidad, pero es un trabajo largo de evolución individual y colectiva, debemos seguir esforzándonos.

 

   Sátira de El Señor de las Moscas en Los Simpsons:

 

 

 

Anuncios

¿Se puede cambiar la naturaleza violenta de los hombres?

Decía el escritor Mario Vargas Llosa en su último artículo en el El País titulado: “Nuevas inquisiciones”, que: “el feminismo es hoy el más resuelto enemigo de la literatura, que pretende descontaminarla del machismo, prejuicios múltiples e inmoralidades” y que: “todo aquello que debe ser reprimido para hacer posible la sociedad (los instintos destructivos, el mal) desaparece sólo en la superficie de la vida, no detrás ni debajo de ella, y que, desde allí, puja para salir a la superficie y reintegrarse a la existencia”.

Rousseau decía que es la sociedad la que crea a los hombre violentos. Eso no es cierto por supuesto, pero lo que sí es cierto, es que a pesar de que la violencia está en nuestra naturaleza, eso no necesariamente nos convierte en hombre violentos. Pues los hombres podemos reprogramarnos. Por eso los niños de primaria pelean mucho, pero cuando son mayores ya dejan de pelear, porque la sociedad se esfuerza en reprogramarlos.

Los hombres sí pueden ser cambiados si cambiamos o regulamos nuestra cultura. Claro que sí. Si los hombres domesticaron a los lobos y perros, ¿por qué las mujeres no pueden hacerlo con los hombres? Es mucho más fácil. Los animales vienen al mundo con mucha información pregrabada, los humanos en cambio, llegan al mundo con información mínima preinstalada.

Por supuesto que esta programación se debe procurar hacerse desde la infancia. Un animal que es maltratado en la infancia, será un perro que vivirá peleando con otros durante toda su edad adulta. Un humano también, pero existe la posibilidad de que pueda ser reprogramado. Un entorno global cambiante, o simplemente un accidente o fallo en los elementos aleccionadores puede provocar el reprogramado; cuando el humano empieza a cuestionarse, y esa chispa va creciendo. Por supuesto que en las personas que hayan sufrido condiciones extremadamente extenuantes, se requerirá una natural fortaleza mental excepcional.

Por otro lado, si un perro es criado en un ambiente cariñoso y cuidadoso desde cachorro, este nunca morderá a ningún humano ni peleará con otros perros, con toda seguridad, siempre será un perro mansito. Mientras un niño que es educado en un ambiente cariñoso y cuidadoso, no necesariamente se convertirá en un hombre de paz si su ambiente cambia en su adolescencia y adultez. Puede reprogramarse. Por eso es que debemos siempre tratar de crear un ambiente no violento para todos los seres humanos en todas sus etapas.

Vargas Llosa podría alegar que un león que nace y es criado en cautiverio y entre humanos, no cazará, ni lastimará humanos… usualmente; pero que al final, algún día, su instinto podría resurgir de repente y maltratar a un humano confiado, como muchas veces ha pasado. Pero la comparación no es justa, los humanos venimos al mundo con información mínima preinstalada, los felinos  vienen con muchísima información, y muy acentuadamente respecto a la violencia, mil veces más que en los humanos. Todo el que tiene gatos sabe los muy maniáticos y acomplejados que son estos animales. Bañar a un gato, meterlo en una jaula, pasearlo con un collar, pueden llegar a ser tareas hercúleas o imposibles. Pelean hasta la muerte con otros machos si no se castran, por más que uno lo críe con amor y cariño. Siempre se limpian con su lengua así mismos y entierran sus heces. Tienen como 70 % de instinto. No pueden ser para nada comparables con los perros, como con 40 % de instinto, mucho menos con los humanos, como con 5 % de instinto.

La agresividad y violencia de los hombres antes tenía su utilidad: para cazar animales y proteger a las mujeres de los animales salvajes. Pero luego de un cambio de clima y de que las mujeres recolectoras demostraran que valía más la pena sembrar las semillas y domesticar algunos animales en vez de estar cazándolos, la violencia de los hombres y sus deseos de sometimiento y poder han pasado ahora a ser un problema el cual hemos venido arrastrando muy penosamente por los últimos 15 mil años.

Debemos los hombres ya dar el paso de evolución hacia el homo sapiens civilis. Para ello es imprescindible que cambiemos nuestra cultura. La libertad de expresión debe garantizarse, pero no en todos los niveles, no en los niveles en los que esta expresión se convierte en adoctrinante, poderosamente atractiva y persuasiva, como la violencia sexual en el cine y el porno. Ver tema: ¿Cuál es el problema con el porno? Respuesta al NY Times. La violencia presentada por sí sola es amarga como el café, pero endulzada con sexualidad, es un químico extasiante y abrumador. Todo en exceso es perjudicial, incluyendo la libertad en exceso. La libertad de expresión debe tener límites. Las censura y las autocensuras son herramientas legítimas. Ver tema: ¿Por qué apoyar y por qué no temer a la censura?

 

No dejes de leer: ¿Por qué está mal negar la naturaleza violenta de los hombres?

¿Cuál es el problema con el porno? Respuesta al NY Times

La cultura tiene un fuerte impacto en la manera en que nos comportamos. Los hombres (no las mujeres) tenemos predisposición genética hacia la violencia, sometimiento y el poder; por eso, el 95% de los delitos violentos son cometidos por hombres, y por eso es que es muy frecuente las peleas entre los niños de primaria pero muy raro entre las niñas. Rousseau se equivocó: los hombres nacen violentos y es la sociedad la que los adiestra y les reprime la violencia. Ver temas: ¿Por qué está mal negar la naturaleza violenta de los hombres? y ¿Se puede cambiar la naturaleza violenta de los hombres?

Por eso para cambiar nuestra forma de ver a las mujeres (denigrante, objetualizada) debemos cambiar nuestra cultura. Esto se logra cambiando o regulando las películas, el porno, la publicidad, etc. Ver tema: ¿Por qué apoyar y por qué no temer a la censura? En todos los mencionados prevalece la degradación hacia las mujeres, salvo algunas películas que son una contracultura en este aspecto, como Los Juegos del Hambre y Divergente. Pero si nos fijamos bien, en gran parte de las pelis hay degradación de la mujer; no es que dejan iguales a ambos géneros, es que degradan constantemente a las féminas, sobre todo en el ámbito sexual; hay una desproporción tremenda.

 

bien

 

La autora de este artículo del New York Times promocionado ampliamente con publicidad pagada por Facebook, no aporta nada para combatir esa cultura que denigra a las mujeres, al contrario, valida esa cultura en el nombre de la libertad y ahí mismo se quedó, no fue a más, una táctica común entre los liberales. Se quedan en: “hay que educar” pero no dicen en qué y cómo; y en que: “todo lo que se haga en libertad de decisión está bien”, con lo que cierran el debate y la misma educación sobre el tema. Entonces como el debate es ambiguo, como es imposible señalar lo que está mal y lo que está bien, que todo es cuestión de gustos; entonces qué es lo que se va a educar pues la degradación de la mujer si es en libertad no hay ningún problema; esa es la educación liberal.

Debemos educar sí, pero para contrarestar esa cultura denigrante y humillante hacia las mujeres. No es solo una cuestión de instrucción formal, sino también de cultura, para cambiar nuestra forma de ver a las mujeres, para que las relaciones entre hombre y mujer sean afectivas y equilibradas. Necesitamos crear una nueva contracultura que de valor y dignidad a la mujer. Sí se puede y sí podemos hacerlo.

El problema con el porno es que muestra una sexualidad no recíproca, orientada en dar placer al hombre y no a la mujer. El porno pretende enseñarle a nuestras niñas que la satisfacción sexual femenina reside en nada más que en otorgar satisfacción sexual a ellos. Es una desigualdad de género aceptada por las feministas modernas en aras de la libertad -Léase: La brecha del orgasmo-. El porno les enseña a nuestros niños que la violencia sexual es lo natural y normal. El problema con el porno es que en este no hay cariño, afecto ni amor. El resultado de todo esto son relaciones tóxicas y dañinas en la vida real de los jóvenes.

 

asper2

 

En el porno todo es violento y rápido, pero así no es como funcionan sexualmente las mujeres. El deseo sexual de ellas no se prende tan rápido así como el de los hombres y tampoco alcanzan el orgasmo así tan rápido como los hombres. El proceso de ellas es lento, necesitan tiempo. Para que las mujeres tengan placer deben ser tocadas, masajeadas y besadas de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo y pasando por el medio, con cuidado y ternura; deben sentirse deseadas y valiosas, como si fueran la única mujer en el mundo (como dice la canción de Rihanna), como si fueran una joya o fina obra de arte. En otras palabras, para que una mujer alcance el éxtasis, hay que hacerle el amor.

15590355_1284673878260076_5273490220267520975_n

 

Si tu no puedes hacer sentir a una mujer como dice esta canción, entonces no eres un verdadero hombre.

 

 

Pero por ahí anda un tal Grey en una película defendida a ultranza por los liberales, que dice: “yo no hago el amor, yo hago el sexo duro”. Lo liberales dicen que porque uno vea violencia en una película no pasa nada y eso no influye en nosotros. No pasa nada cuando la violencia no está mezclada con el sexo, pero cuando lo está, se vuelve poderosamente atractiva y persuasiva, sobre todo en los jóvenes, pues el discurso de la sociedad al respecto de la violencia sexual es ambiguo, no así cuando se trata de violencia no sexual, donde sí hay un discurso claro, definido y unánime.

Sobre todas estas cuestiones fueron lo que la autora del artículo del NY Times evitó referirse, incapaz de hacer crítica; omisión con lo que valida la práctica. Es por culpa de los discursos sofistas de gente como ella y sus correligionarios, que la violencia y desigualdad sexual están normalizadas y aceptadas en esta podrida sociedad.

 

am

 

El cuerpo de una mujer es hermoso y delicado, para ser tratado con sumo cuidado, no maltrato, ni rudeza.

 

 

Desmontando la mentira de que legalizar drogas reducirá delincuencia

Una de las grandes exageraciones que existen en torno a la legalización de las drogas, es que disminuirá la delincuencia, y se resalta muy popularmente el caso de Holanda contrastándolo con EUA, pero la evidencia es bastante débil. La legalización de las drogas no parece ser un aspecto fundamental. España, Suiza, Alemania, Suecia, Islandia, Dinamarca, Japón, Singapur y muchos otros países tienen una tasa de homicidios más baja que la de Holanda. Por otro lado, Uruguay no tiene problemas graves de criminalidad. Tiene una de las tasas de homicidios más bajas de Latinoamérica, de 7.9 por cien mil habitantes, cuando el promedio en todo el continente americano es de 15. Pero todavía pueden bajar su criminalidad aun más sin necesidad de legalizar las drogas, puesto que Chile tiene una tasa de 3.1 (las más baja de Latinoamérica). En Venezuela es de 54. En Colombia es de 31. Costa Rica 8. En México la tasa es de 22 (el crimen se concentra solo en algunas regiones). Honduras 90. El Salvador 41. Vemos que Venezuela y los centroamericanos tienen tasas más altas que países productores de drogas. United Nations Office on Drugs and Crime, Global Study on Homicide 2013.

En nuestro país desde 2011 hemos venido bajando la tasa de homicidios hasta el 15 actualmente, la más baja desde 2002, y sin necesidad de legalizar las drogas.

En la ciudad de Medellin en Colombia, han bajado la tasa de homicidios desde los 400 en 1991 hasta los 20 de 2015.

 

dr

 

En el caso de Estados Unidos, el 66 % de la población de las cárceles son latinos o negros. En la ciudad de Nueva York, el 73 % del total de arrestos, el 88 % de los arrestos por asesinatos, el 91 % de los arrestos por robos y el 97 % de los arrestos por disparar a alguien, son de latinos o negros. Es un problema sociocultural, de minorías sociales y marginación, así como antes los crímenes eran cometidos por los irlandeses e italianos. Los negros y latinos tiene estructuras familiares débiles y son propensos al facilismo e inmediatismo.

 

Si a los traficantes les quitaran su negocio de las drogas, pues se pasarían a los robos y asesinatos por celulares, asaltos a bancos, pequeños supermercados, colmados o bodegas; extorsiones y sicariato, que dejan más que cualquier negocio legal o empleo decente y es lo que ellos saben hacer. Esos que matan por un punto de droga, no se van a ir a terminar la primaria o el bachillerato y a estudiar a Infotep. El problema de fondo de la criminalidad no es la venta ilegal de drogas; es la pobreza y la desintegración familiar.

 

Por el simple hecho de que el tráfico de drogas no haya desaparecido eso no es razón para decir que se debe abandonar la lucha. La lucha contra la delincuencia jamás tendrá fin. Nunca van a desaparecer los asesinatos, los robos, las estafas, la corrupción; pero no por ello vamos a sentarnos y dejar que los delincuentes hagan lo que quieran y decir que es una “lucha perdida”.

La piratería informática y de películas no causa ningún daño a sus usuarios (a diferencia de las drogas), la lucha contra la piratería es aún mucho más inútil que la lucha contra las drogas. Pero eso no nos debe llevar a legalizar la violación de los derechos de autor y a declarar a Kim Dotcom un héroe nacional. El arresto de Kim Dotcom es simbólico, es algo mediático, al igual que el arresto de los grandes narcotraficantes, se hace para mandarle un mensaje a la sociedad: que el que entre a ese negocio no la va tener fácil y que podría acarrearle graves consecuencias.

 

Este post es un extracto de: Los datos que no conocemos sobre la legalización de las drogas

¿Qué hay con los transexuales en los baños?

La última ola de los defensores de la igualdad de derechos (equal rights), de los creadores de: “todo lo que el otro haga está bien, siempre y cuando no afecte a terceros’’. Aquellos para los que cualquier cosa nueva es buena solo por el simple hecho ser nueva y todo lo viejo es malo….De esos mismitos, ahora viene el tema de la discriminación hacia los transexuales en los baños.

El marzo, el alcalde de Nueva York, aprobó una ley contra la discriminación de transexuales. A partir de ahora los transexuales y las personas con género “no definido” podrán utilizar los baños de acuerdo con su identidad sexual sin necesidad de tener que mostrar una identificación o cualquier otro tipo de prueba que verifique su género.

En abril, Target se convirtió en la primera de las grandes tiendas de EUA en permitir que los transexuales usen el baño del género con el que se sienten identificados. Unos días después, Donald Trump dijo que está de acuerdo con que los transexuales usen los baños con el que se sientan identificados; y el mismo día, la cantante venezolana Karina, anunció que su hija Hanna de 11 años, “comenzará su transición para convertirse formalmente en niño”.

En mayo, Obama emitió una directiva federal para que en todas las escuelas públicas “los niños transexuales” -es decir, niños que supuestamente se sienten estar en un cuerpo distinto a su sexo biológico-, estos puedan optar por ir al baño del sexo con el que se sientan identificados y también vestir del sexo con el que se sientan identificados

En el estado de Colorado, una “niña transexual” de 6 años (es niño, pero se identifica como niña, aunque no se ha operado ni tenido tratamiento de hormonas) ganó una demanda (con el apoyo de sus padres) para que la escuela a la que asistía le permitiera usar el baño de niñas. Según sus padres, el niño se identificaba con el sexo femenino desde los cuatro años

En España, intentaron obligar a dos colegios católicos a aceptar que dos niños de seis y ocho años, sean llamados en clase con el nombre del género con el que se identifican, que puedan vestir ropas o uniforme masculino o femenino (según su identidad sexual) y elegir qué baño utilizar. En Argentina, los padres de un niño de 6 años, lograron que a este se le cambiara el sexo y nombre a su documento de identidad. Según sus padres, el niño se identificaba con el sexo femenino desde los dos años. 

La hija de 8 años Angelina Jolie supuestamente se identifica como varón. Angelina y Brad le llaman John, le cortaron el pelo y la visten de varón.

Una cosa estrambótica que se debe aclarar sobre los transexuales, es que, usualmente su identidad sexual es igual a la orientación sexual, es decir, un niño que quiere ser niña normalmente sigue teniendo atracción sexual por niñas, no por niños. Quiere cambiar su identidad sexual, pero no su orientación. De hecho, Bruce Jenner, medallista de oro olímpico y padrastro de Kim Kardashian, después de pasar por tres matrimonios y seis hijos, decidió convertirse en mujer. Éste aclaró que solo siente atracción sexual hacia mujeres, que no le gustan los hombres, pero que siempre se ha sentido mujer. Otra cosa que se debe aclarar es que los trans son 100 % biológicamente hombres o mujeres, al igual que los homosexuales, no hay ninguna diferencia biológica (hormonal, tamaño del cerebro, etc.). No hay nada que los distinga.

Otra cosa que debemos dejar claro es que los transexuales no nacieron así, escogieron serlo.

Hace cien años las mujeres no usaban pantalones, ahora sí; ¿acaso hubo una mutación genética masiva? Vinimos al mundo sin nada. La ropa la pusimos nosotros después. La identidad sexual la inculcan los padres y la sociedad. No dejamos a los niños escoger sus valores, se los inculcamos; de lo contrario, ellos pueden escoger los antivalores que les de la gana: como el egoísmo, el hurto, la estafa, la mafia, vagancia, asesinatos, bullying en la escuela. etc… Los niños no se crían en una selva, sino en una civilización, que se caracteriza por el inculcamiento de las normas de convivencia.

Hacerle creer a un niño que con cambiarse de ropa o con hacerse una cirugía podrá ser una niña, eso no le hará bien a él, todo lo contrario, pues por más cirugía que se haga, siempre solo estará fingiendo ser algo que no es y nunca podrá ser, como el burro en la fábula de Esopo.

Ser gay tampoco se nace, se hace. A un gay sus padres no le habrán inculcado ser gay, pero tampoco ser hetero, habrán dado por sentado que su hijo lo adquiriría como el habla, pero por alguna razón, en su infancia, ese niño adquirió la conducta homo.  

 

La homosexualidad y transexualidad, al igual que todas las conductas humanas, surge de una combinación de factores biológicos y sociales. Algunos rasgos de la personalidad, más algunas experiencias en la infancia, desatan la homosexualidad. Hay un gen que abre las puertas, pero que no la determina. Esa es la teoría que sostienen la mayoría de los psiquiatras y psicólogos eruditos del tema. Muy tempranas iniciaciones de experimentación sexual o toques o frotamientos de partes íntimas entre infantes del mismo sexo (les produce placer aun estando en la niñez); juego con muñecas, exposición temprana a la pornografía, reacciones a rompimientos en la familia o pleitos entre los padres, etc. Hay muchas posibles eventos, cada uno relativamente menor, que pueden configurar todo el panorama. En un niño con determinado gen o personalidad, estas experiencias podrían afectarlos, en otros no. En una sociedad en la que abierta y ampliamente se tolera y se promueve la bisexualidad y homosexualidad, el mismo gen que abre las puertas hoy día a la homo, bi y transexualidad, será el que mañana abra las puertas a la conducta entonces anómala de la heterosexualidad. 

Si quieren entender a cabalidad la verdadera naturaleza y origen de la orientación sexual, los invito a estudiar las evidencias antropológicas, es decir, de cómo se manifestaban estas conductas en las culturas antiguas. Y sí, la homo, bi y transexualidad si se promueven se expanden.

Una vez aclarado todo esto, entonces, ¿discriminamos a los transexuales en los baños?

Hay dos clases de discriminación: positiva o justa y negativa o injusta. Por ejemplo, una discriminación inequívocamente negativa es cuando se le niega a alguien un derecho solo por el simple hecho de su color de piel, algo 100 % biológico. Pero cuando se trata de conductas humanas, la discriminación es subjetiva. Por ejemplo, en las escuelas, universidades y lugares de trabajo se discrimina a las personas por las notas, los méritos y el esfuerzo. La discriminación justa existe en todos los ámbitos de la sociedad. En el sistema escolar, económico, migratorio, político. El que no tiene mucha formación académica, el joven, el extranjero, el preso, todos tienen derechos pero no los mismos. Así se promueven comportamientos beneficiosos para la sociedad.

Pero también en muchos lugares de trabajo y escuelas, se exigen uniformes y un estándar en el atuendo, para crear un ambiente neutro de equidad y evitar promociones de estilos o incluso religiones. Por ejemplo, en Francia no se permite a las musulmanas en las escuelas usar velos ni tampoco se les permite andar en la calle con la burka, el velo que le cubre todo el cuerpo y cara a la mujer. Los franceses entienden que no es discriminación. Alegan que es para no hacer de la escuela un campo de promoción y proselitismo de religiones (también se prohíben los crucifijos) y que en el caso de las burkas, es por seguridad.

Pero en mi opinión, la norma contra la exhibición de símbolos religiosos en las escuelas es una exageración del principio de equidad. Todo en exceso hace daño: la comida en exceso, la libertad en exceso, los derechos en excesos (sin el contrapeso de los deberes) y la igualdad en exceso. En mi opinión, la razón de fondo de esta normativa está en el odio hacia las religiones y la intolerancia con la diversidad. Para los laicos franceses las religiones son supersticiones (recordemos la revolución francesa). La élite intelectual francesa simplemente no quiere saber nada de las religiones: incluso los socialistas franceses están ahora buscando extender la normativa a las universidades. Yo no veo nada de malo con que las escolares francesas lleven un velo a la escuela, al contrario, es positivo pues los demás estudiantes aprenden a respetar y tolerar la diversidad. Mucho cacarean los liberales que ellos supuestamente respetan la diversidad y son tolerantes, pero eso es totalmente falso. Todos sabemos que los activistas liberales y progresistas son muy beligerantes a las ideas de los demás. Siempre tienden a ver a los otros por debajo de ellos y a descalificarlos.

El verdadero objetivo de los liberales no es crear un mundo diverso, sino un mundo uniforme. No quieren ningún tipo de divisiones ni diferencias. No quieren religiones, no quieren fronteras entre países, no quieren un mundo dividido entre hombres y mujeres; por eso piden baños unisex, por eso el activismo LGTB.

El unisex lo quieren realmente es para ligar dentro del baño, para descargar sus químicos eróticos, pues el sexo es un derecho. No, ellos no van a entrar con sus jevas al baño unisex de Agora Mall para no hacerlo como animalitos.

El unisex lo quieren realmente es para ligar dentro del baño, para descargar sus químicos sexuales, pues el sexo es un derecho. No, ellos no van a entrar con sus jevas al baño unisex de Agora Mall para no hacerlo como animalitos.

Los liberales dicen que se nace gay, para alegar discriminación como se hacía con los negros y para victimizarse, pero el verdadero objetivo es desculturizar a la sociedad. De hecho, en los años 60 y 70, las feministas lo que afirmaban incansablemente era la bisexualidad, decían que todos somos bisexuales en el fondo, que la orientación sexual era creada por la cultura. Luego en los 90 se dieron cuenta de que el asunto no tenía impacto mediático ni vendía y decidieron mejor inventarse que la orientación sexual se nace, y en base a esto exigir legalización de homosexuales alegando discriminación, como se hacía con los negros. El asunto vendió. La estrategia cambió, pero el objetivo de desculturizar y homogeneizar a la sociedad se logrará de cualquier forma. Incluso hasta hace solo unos 10-15 años los liberales y progresistas se la pasaban era despotricando contra la institución del matrimonio en sí misma y de repente en los últimos años se han convertido en los mayores defensores de la misma.

Y bueno, todo lo que han hecho los gays con la legalización del matrimonio homosexual: bulla, proselitismo, promoción (pues incluso en muchos países y en estados de EUA, como en California, mediante la unión civil ya ellos tenían todos los beneficios legales que tiene un matrimonio y aun así en esos lugares se vivían quejando y exigiendo el matrimonio. Incluso en California fueron a berrincharse a la Corte Suprema para que aprobara el matrimonio homosexual en ese estado teniendo ya todos los derechos; bajo el alegato de que al no dárseles el título del matrimonio, se les estaba etiquetando sus relaciones como de segunda clase, diferentes, desiguales y equivocadas, pero lo mismo se puede decir de las uniones poligámicas y poliamorosas que tampoco están legalizadas, tituladas y sin ninguna ley que los proteja o regule; la prohibición estigmatiza a los miembros de estas uniones, las hace ver como equivocadas y de segunda clase.)…

…pues todo eso mismo están buscando los trans con los baños. Esto no es cuestión de derechos ni de discriminación. Este asunto de los baños es solo su arma para hacerse sentir, llamar la atención, victimizarse, lograr su gran conquista reivindicativa que los eleve a los altares.

 

 

La ofensiva a la que asistimos actualmente es una forma de neocomunismo. Los cristianos en el siglo XX tuvimos que enfrentar a los comunistas materialistas y ahora en el siglo XXI nuestros nuevos enemigos son los comunistas sociales. Una nueva cara del enemigo para eliminarnos. No pudieron con las fracasadas revoluciones francesa y ruso comunista en donde se masacraron cientos de miles de cristianos en la primera y millones en la segunda. Mañana los cristianos no seremos asesinados, pero sí nos desaparecerán sigilosamente del mapa, mediante el secuestro de la cultura y la prohibición de facto de la vida cristiana. Todavía somos lo suficientemente fuertes como para que nos excluyan de nuestros derechos como ciudadanos, pero en el futuro los tolerantes y supuestos amantes de la diversidad mostrarán su verdadero rostro.

Y sí, no se dejen engañar de los liberales que les juran que no; como dijimos anteriormente, la orientación sexual, al igual que todas las conductas humanas, si se promueve, se expande, y con sus respectivas consecuencias, vean el tema: Efectos económicos negativos de la homosexualidad

Las próximas generaciones crecerán sin el tabú a la sexualidad con alguien del mismo sexo. En el mundo futuro no habrá diferenciación de sexo ni de género. Todos seremos iguales. Nadie se comportará o vestirá como hombre ni como mujer, habrá una fusión entre todos. Desecharemos todos nuestros valores culturales. Las culturas nacionales serán eliminadas y todas las religiones. Todo será cuadrado y homogéneo. La equidad en su máxima expresión. El mundo feliz de los progresistas.

 

¿Son las mujeres bisexuales?

lesb

 

Ha generado mucho debate la noticia de un estudio que dice que las mujeres son todas lesbianas o bisexuales.

Aquí mi opinión sobre el tema: El rechazo a la sexualidad con alguien del mismo sexo es fundamentalmente una costumbre social; nos programan desde pequeños a ser así. El poder de la mente es inmenso; y a los conservadores les informo que, en este tema, comparten el mismo pensar con los “liberales” (que la orientación sexual se nace). ¿No les parece raro? Sin embargo, hay muchos cristianos que viven denunciando que los liberales creen en la “ideología de género”, pero esto lo hacen porque fallan a una regla básica de la guerra y la política: “conoce a tu enemigo”. No los conocen, lo que saben del enemigo son sombras, ilusiones proyectadas, es decir, todo lo que conocen del enemigo es de boca, de rumores, de lo que otros dicen sobre ellos, de lo que dicen sus pastores, sacerdotes y líderes activistas de sus iglesias y movimientos.

Pero vayamos al tema que nos toca: todas las conductas humanas, absolutamente todas, responden a una combinación de factores genéticos y sociales, siendo el social siempre, en todos los casos, el más preponderante. Y sí, también el rechazo a la sexualidad con el mismo sexo. Simplemente la programación mental de nuestra infancia hace que toda esa energía, potencia sexual, la enfoquemos hacia alguien del sexo opuesto. OJO, que dije que el RECHAZO a la sexualidad con el mismo sexo es fundamentalmente cultural. Esta afirmación no excluye que hayan factores biológicos que conlleven a la atracción entre sexos opuestos. Que los hombres se sientan atraídos por mujeres con grandes caderas y senos responde a factores genéticos debido a las altísimas tasas de mortalidad materna e infantil que existían antes; y que las mujeres se sientan atraídas por hombres fuertes también, debido a los peligros de ataques de animales salvajes que habían antes y de la necesidad que tenía el hombre de cazar animales; pero a pesar de todo, un hombre puede sentir atracción sexual por una mujer que no tenga grandes senos y caderas, así como también una mujer lo puede hacer por un hombre que no tenga grandes músculos.

Y todo esto que proclamo no es herejía; sí es una heterodoxia, pero muy lejos de herejía. Decir que el hombre no es el centro y finalidad del universo es una herejía, decir que el hombre no es el centro del universo físico no es herejía; es ciencia, ¿capich? Esa fue la confusión cuando condenaron a Galileo, cuando éste último de hecho sí creía en la primera afirmación (antropocentrismo), al igual que todos los científicos y filósofos de aquella época llamada modernista.

Nuestra cultura permite un mayor contacto y acercamiento entre las féminas, pero no lo permite entre los machos. Es por esto que, las mujeres tienen menos rechazo a la sexualidad con alguien del mismo sexo que los hombres. Para un hombre, la sexualidad entre dos machos es repugnante, de vómito, pero para una mujer no lo es así. De hecho, el porno que más ven las mujeres es el sexo lésbico, debido a que el sexo heterosexual del porno es muy violento, frío y rápido; ellas buscan algo más lento y con más sentimiento. Pero el caso es que obviamente a ellas no les causa repulsión el sexo lésbico como pasa con el homosexual en los hombres. Más aun, recuerden lo que dijo una de las tatú, la cual está casada con un hombre, tiene dos hijos y no es lesbiana: Yulia; quien dijo algo políticamente incorrecto pero cierto: que para ella ver dos mujeres besándose es aceptable y bonito, pero que entre hombres le parece algo feo (efecto muy al contrario de los hombres, al ver dos mujeres besándose).

Con todo esto no quiero decir que un heterosexual porque le de la gana puede volverse bisexual, o que un gay se pueda volverse hetero o bi; no, esto no funciona así; el poder de la mente es algo muy fuerte. Y es por eso que los gays sufren mucho.

Pero, ¿cómo es que una persona llega a adquirir una programación diferente a la de las masas? Debido a una combinación de factores biológicos y sociales. Algunos rasgos de la personalidad, más algunas experiencias en la infancia, la desatan. Esa es la teoría que sostienen la mayoría de los psiquiatras y psicólogos eruditos del tema. Ahora bien, los invito a estudiar las evidencias antropológicas para entender a cabalidad la verdadera naturaleza y origen de la orientación sexual. En sociedades donde la homosexualidad y bisexualidad son toleradas, estos comportamientos se contagian y expanden.

Y Sĺ, Sĺ, las próximas generaciones crecerán sin el tabú a la sexualidad con alguien del mismo sexo; el mundo heterosexual tiene sus días contados.

La filosofía del mundo está mal

La declaración de independencia norteamericana dice que nuestro propósito en la vida es la: “búsqueda de la felicidad”, y esa es además, la filosofía de vida moderna. Cuando tú preguntas a la gente, la mayoría responde que su objetivo en la vida es ser feliz. Pero la felicidad no puede ser un objetivo o meta en la vida; es un camino a través del cual podrías transitar.

La filosofía del mundo está mal y por eso pasan tantas cosas en el mundo entero: políticos y empresarios corruptos, avariciosos, engañadores, etc. El Papa Francisco decía: “El apego a las riquezas es el inicio de todo tipo de corrupción, por doquier: corrupción personal, corrupción en los negocios, también la pequeña corrupción comercial, la de aquellos que quitan 50 gramos al peso justo, corrupción política, corrupción en la educación…”.

Pero todo eso sucede precisamente porque la filosofía de vida que se inculca, la que se promueve, es la de tener la felicidad en sí misma como una meta, es decir, ser feliz a toda costa; en vez de la vida de servicio. No estamos aquí para ser felices; sí estamos para cumplir con deberes concretos, objetivos o misiones, pero bien podría ser que estos solo pudieran llevarse a cabo a costa de un gran sacrificio del bienestar personal durante largo tiempo o durante toda la vida. El propósito de la vida es el servicio, en lo que sea que podamos aportar siempre, y lo que requieran las circunstancias siempre cambiantes.

 

Por estar tan centrados en la búsqueda de la felicidad, cuando nos vienen vicisitudes, por eso nos derrumbamos, porque no estamos preparados; pero si nos preparamos mentalmente de que nuestra situación podría cambiar en cualquier momento, entonces disfrutaríamos más del presente, y estaríamos muchísimo mejor preparados para enfrentar las vicisitudes del futuro.

Por eso cuando nace un niño, todas las mujeres siempre dicen: -¡que bueno, que bendición que nació sano!-, etc. Todas ellas siempre están a la expectativa del niño perfecto, y cuando viene uno que no, pufff, ¡que duro! ¡el derrumbe! ya no es una bendición, es un problema, quisieras que no hubiera nacido. De ahí viene la aceptación al aborto, porque no queremos problemas en la vida. Incluso el famoso filósofo ateo Richard Dawkings, se atrevió a decir que, como para él su objetivo en la vida es la felicidad, pues es moralmente aceptable abortar a un niño que viene con síndrome de Down. Pero incluso con nacer sano no hay ninguna garantía de por vida para el producto, muchas enfermedades se descubren o desarrollan después del nacimiento y además puede ocurrir cualquier accidente de tránsito o algo así, y quedar inválido o no ser perfecto.

 

 

 

 

La frase: “búsqueda de la felicidad” consagrada en la declaración de independencia norteamericana, implica que, la felicidad está fuera de nosotros y que debemos perseguirla (objetivo, meta), cuando la realidad es que, está dentro de nosotros. Es un estado de la mente y el alma. Está disponible para ti en el momento en que la quieras. La felicidad no es ausencia de problemas o dificultades. Es la actitud con la que se enfrentan.